¿Autónomo o SL?

¿Autónomo o SL? – Qué es mejor Autónomo o Sociedad Limitada.

Cuando una persona emprende su propia carrera laboral, una de las primeras preguntas que le surge es la de qué forma jurídica adoptar ¿autónomo o SL?, además, con un único propósito, ahorrar todo lo que pueda.

¿Autónomo o SL? : Pros vs Contras

 

Gastos de constitución de una Sociedad Limitada vs Autónomo

Gastos de constitución de una SL:
Para montar una SL debes realizar una aportación inicial mínima de 3.000€ al capital social de la misma, además de los gastos de gestión que conllevan  la redacción de la constitución por el notario. Además, se suman muchos trámites necesarios como la solicitud de CIF temporal y definitivo, alta en el IAE, etc. Te explicamos el proceso de constitución en este artículo «Cómo montar una SL«

Gastos de constitución de un autónomo: 
Un autónomo no necesita ninguna aportación inicial, por lo que su constitución es mucho más sencilla, ya que únicamente debes realizar tu alta de autónomo en Hacienda mediante el modelo 036 o 037. Te lo explicamos aquí: cómo realizar tu alta como autónomo por primera vez.

Gastos Fijos de una Sociedad Limitada frente a los de un autónomo

La diferencia en gastos fijos entre una sociedad limitida y un autónomo responde a las obligaciones legislativas de cada uno.

Gastos fijo de una sociedad limitada:
– Deberás llevar un registro de:

  • El libro diario.
  • El libro de inventario y cuentas anuales.
  • El libro de Actas.
  • El libro de facturas emitidas, recibidas y bienes de inversión.

Llevar este registro no tiene por qué conllevarte un gasto si lo llevas tú mismo, pero en muchos casos se acaba necesitando un administrativo.

– Llevar la contabilidad conforme al PGC (Plan General Contable) y el código de comercio, contabilidad para la que necesitaremos tener conocimientos profesionales. Por lo tanto, deberás contratar a un contable o pagar a un gestor.
– Realizar y presentar las Cuentas Anuales y los libros societarios y contables cada año. Para ello tendrás que contratar a un contable o contratar un gestor.
– Presentar el Impuesto de Sociedades, y cualquier otro impuesto al que esté sujeto la actividad. Para ello, deberás pagar a un gestor para que te lo calcule y te lo presente.

El importe varía según la asesoría, en nuestro caso, realizamos estos servicios por 150 €/mes + IVA.

Gastos fijos de un autónomo:
– Deberás llevar un registro de:

  • El libro de facturas emitidas, recibidas y bienes de inversión.

Como hemos dicho previamente esto generalmente no tiene por qué conllevar un gasto, a no ser que tengas un ritmo de actividad que precise de un administrativo.

– Presentar los impuestos a los que esté sujeta la actividad. (la contabilidad se la puede llevar el propio autónomo ya que no existe ninguna obligación contable para los autónomos. Por lo tanto, únicamente debes llevar el registro de tus facturas, ya sea en un excel o en un programa contable adaptado a autónomos).

El importe de todos estos servicios varía según la gestoría, en nuestro caso, realizamos estos servicios por 28€/mes + IVA.

Responsabilidad del autónomo vs SL

El autónomo responde de todas las deudas de su actividad con todo su patrimonio personal. Es decir, la responsabilidad de un autónomo es ilimitada. Esto no suele ser problema para los autónomos ya que generalmente manejan cantidades pequeñas de dinero, por lo que no pueden generar una deuda suficiente que les implique un problema real.

En una sociedad limitada la responsabilidad se limita al dinero del patrimonio empresarial. Es decir, si mi empresa tiene una deuda de 4000 euros y la empresa solo tiene 3000 euros, la deuda se queda pagada en parte y no te exigirán a ti, como persona física, poner nada de dinero de tu patrimonio personal. En resumen, la responsabilidad de una SL es limitada.

Seguridad Social a pagar por un autónomo frente a una SL

La cuota de la Seguridad Social para un autónomo y para una SL es muy distinta y hay que tener en cuenta esto para tomar la decisión de autónomo o SL.

La cuota mínima para un autónomo en 2020 es de 286,15€ mientras que la del autónomo societario (si prestas una actividad profesional en la sociedad limitada) es de 365,23€. Sin embargo, el autónomo cuenta con la bonificación de la Tarifa Plana mediante la cual solo pagarás en torno a 50€ los primeros seis meses, 120€ los siguientes seis y finalmente 180 seis meses más.

Impuestos a pagar: autónomo o SL

El caso de las tributaciones seguramente es el punto donde vas a fijarte más a la hora de tomar la decisión.

Una SL tributa por el impuesto de sociedades, este impuesto es de un 15% sobre la base imponible si tu SL tiene menos de dos años y, posteriormente, pasará a ser del 25%.

Los autónomos, sin embargo, tributan por el IRPF y esta es progresiva dependiendo del nivel de ingresos pero, para ir directos al grano y compararlo con el impuesto de sociedades, diremos que a partir de una base imponible de 35.200 € el tipo aplicable ya es de un 30% y, por tanto, superior al impuesto de sociedades.

Los tipos impositivos del IRPF son los siguientes en función de la base imponible:

  • Hasta 12.450,00 euros: 19 %
  • Desde 12.451,00 euros a 20.200,00 euros: 24 %
  • Desde 20.201,00 euros a 35.200,00 euros: 30 %
  • Desde 35.201,00 euros a 60.000,00 euros: 37 %
  • Desde 60.001,00 euros en adelante: 45 %

Sin embargo, si piensas que a partir de esa cifra es el momento ideal para hacer el cambio de autónomo a SL, no es así, pues, hay que tener en cuenta que tu salario como empleado de tu SL es un gasto deducible para la misma, por lo que es necesario hacer números para cada caso concreto.

¿Cuándo debo pasar de autónomo a Sociedad Limitada?
En general, SIEMPRE valdrá la pena hacerse una SL cuando tu base imponible supera los 50.000 euros, como se explica en este artículo.


Recomendaciones: ser autónomo o montarme una SL.

 

¿Cuándo hacerse autónomo o sociedad limitada?

Hazte autónomo si:

– Realizas tu actividad por primera vez: cuando empezamos una actividad está la posibilidad de que nos cueste arrancar o que acabemos cambiado de actividad, o dándonos de baja. Al montar una SL los gastos de constitución oscilan los 700 euros, sin embargo, hacerte autónomo te costará gratis. Por lo tanto, recomendamos que primero veáis si os funciona el negocio antes de gastaros tanto dinero en una constitución.

– Los gastos de tu actividad son reducidos: si tus gastos son pocos, no te preocupará el que respondas con todo tu patrimonio personal frente a las deudas que tu negocio te pueda generar. Sin embargo, si te dedicas a comprar pisos o invierte en maquina potente, las deudas en las que puedes entrar son muy grandes y te perjudicaría mucho responder con tu patrimonio personal si algo fuera mal.

Por contra,
Monta una SL si:

– Tu beneficio está aumentando y es cada vez mayor: si ya ganas grandes cantidades, tu porcentaje a pagar de impuestos será mayor como autónomo que con una SL. Como hemos explica antes, te valdrá la pena constituir una SL si tu base imponible ya supera los 50.000 euros.

– Realizas grandes inversiones que te pueden endeudar: manejas grandes cantidades de dinero. En una SL podrás endeudarte sin que tengas que responder nunca con tu patrimonio personal.

¿Cuándo pasar de autónomo a sociedad limitada?

Como hemos explicado antes, te valdrá montarte una sociedad limitada cuando cumplas alguno de los requisitos marcados en el punto anterior.

Para pasar de autónomo a sociedad limitada, tendrás que realizar la constitución de la sociedad paso a paso como si empezaras tu actividad de nuevo, tal y como explicamos en este artículo.

Deberás realizar tu baja como autónomo si tu actividad es empresarial, pero si por el contrario se trata de una actividad profesional, por ejemplo, abogacía, pasarás de ser autónomo a ser autónomo societario y, por lo tanto, no hará falta que te des de baja en Hacienda PERO sí deberás actualizar tu base de contización en el RETA (la Seguridad Social).

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
No Comments

Post A Comment