Quieres crear una sociedad pero te preocupan los gastos.

Y, sobre todo, te planteas si realmente merece la pena pagar 2000 euros a un asesor, o si es mejor intentar hacer todos los trámites por tu cuenta.

Es una decisión difícil, pero queremos ponértelo fácil.

No elijas ninguna de esas dos opciones.

Tras más de 500 sociedades creadas y más de 1000 conversaciones con nuestros clientes, hemos entendido lo que realmente necesitas para empezar tu negocio.

Y lo que necesitas es flexibilidad.

 

Un asesor que se adapte a tus necesidades de cada momento.

 

¿Qué te proponemos?

Asesorarte en la creación de tu empresa totalmente gratis.

Todo lo que tendrás que hacer será llamarnos, dejar todo en nuestras manos y disfrutar del proceso sin preocuparte por nada más que por ese proyecto que estás deseando empezar.

“ Esto tiene que tener truco… ”

Sí que lo tiene.
Porque si encuentras a alguna asesoría que ofrece algo gratis porque sí, duda.

Nuestro único requisito es que posteriormente nos contrates como tus asesores fiscales.
Y sin letra pequeña.

Es decir, sin límites de permanencia.

 

¿Por qué no ponemos límites de permanencia?

 

Porque las únicas razones por la que podrías dejar de contratarnos son:

– Tu empresa no ha ido tan bien como esperabas. (Bastante tienes con lo tuyo como para seguir haciéndote pagar por nuestros servicios)

– No estás contento con mis servicios (¿Qué sentido tendría que te retuviera si solo voy a conseguir cabrearte más?)

Ahora te toca decidir el próximo paso.

¿Qué quieres hacer?