REFORMA FISCAL – Ganancias y pérdidas patrimoniales

Bien es cierto que cualquier cambio normativo es importante pero adquiere mayor relevancia cuando afecta directamente a nuestro bolsillo y sobre todo cuando su conocimiento nos da instrumentos para ahorrar unos euros.

A lo largo de las próximas semanas, iremos desgranando lo más relevante de la Reforma Fiscal que entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero de 2015 y que introduce grandes cambios en la fiscalidad del ahorro y la inversión.

Comenzaremos por las Ganancias y pérdidas patrimoniales, es decir, qué impuestos debemos pagar cuando vendemos parte de nuestro patrimonio, ya sea un inmueble, acciones o fondos de inversión, etcétera.

Actualmente hay que distinguir si la ganancia o pérdida se ha generado en un año o en más años, es decir, cuánto tiempo ha permanecido el bien en nuestro patrimonio.

En función de ello se aplica una fiscalidad u otra, penalizando las ganancias generadas en un año, en otras palabras, no está bien vista fiscalmente la especulación.

Así pues, en el caso de adquirir acciones y venderlas transcurrido más de un año, la tributación de la ganancia puede oscilar según el importe, entre el 21% y el 27%, mientras que si la venta se produce en el primer año, la tributación puede llegar hasta el 52%.

Con la reforma fiscal, se elimina esta diferenciación, de manera que todas las ganancias y pérdidas patrimoniales tributan a los mismos tipos independientemente del tiempo.

Así pues, el tipo para el año 2015 dependerá únicamente del importe de la ganancia, hasta 6.000 € tributará al 20%, entre 6.000 y 24.000 € tributará al 22%, entre 24.000 y 50.000 € al 22% y más de 50.000 € al 24%.

A la vista de ello, si tenemos prevista una venta de algún bien que en el momento de la venta, haya permanecido en nuestro patrimonio menos de un año, y en cuya venta vayamos a tener beneficios, es recomendable esperar a 2015.

En el caso de que se prevean pérdidas, es más recomendable la venta antes del 31 de diciembre de este año.

Eva Mª Planells

Mi Economista

Tags:
,
No Comments

Post A Comment