Tag: Tips

¿Por qué invertir en formación para los trabajadores

¿Por qué invertir en formación para los trabajadores?

Desde Mi Economista queremos abrir un pequeño debate sobre si invertir en formación para los trabajadores es o no rentable, si es un gasto o una inversión de futuro. En nuestra opinión, la formación nunca sobra, y queremos exponer las razones de la mano de las ventajas por las que creemos que invertir en formación para los trabajadores es una gran idea.

¡¡Toma nota de nuestros consejos!!

Planes de objetivos e incentivos: Formación como bonificación

¿Has pensado en usar la formación en un plan de incentivos y objetivos? Tal vez en este momento tu empresa no pueda plantearse tener un plan de objetivos para tus empleados económico, pero si puedes plantearte un plan de objetivos donde puedan “luchar” por cursos formativos que les haga crecer dentro de tu empresa, y por supuesto a nivel profesional.

Es importante que tus empleados sepan que los negocios son una carrera competitiva y que la formación es básica para crecer y ser siempre el candidato perfecto.

“El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización”   – Víctor Hugo

Además la formación es una forma de luchar contra esa sensación de estancamiento que desmotiva a los empleados. Recuerda siempre la importancia de mantener motivados a tus empleados, te dejamos un artículo donde puedes obtener más información sobre técnicas de motivación para empleados aquí.

Ampliar tu negocio es posible al invertir en formación para los trabajadores

Tal vez ha llegado o llegará el momento en el que necesites seguir avanzando y creciendo con tu negocio, en este punto, hay momentos en los que la decisión es complicada porque hay que contratar personal nuevo y aumentar costes sin saber si esta nueva línea de negocio puede o no funcionar. Tener en tu propia plantilla de empleados la posibilidad de que uno de ellos se forme para esta nueva línea de negocio y que desde su amplio conocimiento de tu marca y filosofía de empresa dirija esta nueva sección con su formación puede ser la pieza clave para decir “Sí” a este nuevo paso.

Incrementar la productividad es sin duda el objetivo de cualquier jefe

Está claro que, todos los jefes y dueños de un negocio quieren aumentar la productividad, es cierto que dependerá del tipo de jefe si el aumento de la productividad es acosta o no de la calidad del servicio/producto, pero esto ya es otro tema. Incrementar la productividad de tu negocio es algo deseado para ti, pero para ello es necesario que tus empleados estén motivados y esto vuelve a llevarnos al punto de inicio donde insistimos en invertir en formación para los trabajadores.

Cuando tus empleados notan esa ambición por parte de su jefe de avanzar y poder acoger más proyectos de la mano de su equipo de confianza ya que la formación corre por su cuenta, los empleados empatizan emocionalmente mucho más con su trabajo, poniéndole mucho más corazón y “cariño” a aquello que para otros es sólo una obligación que les reporta un dinero a final de mes.

“Escoge un trabajo que te guste, y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida” -Confucio

Cuida de tus empleados.

Speed Networking

Speed Networking

En verano es importante buscar ciertas actividades que no podemos llevar a cabo durante los meses de más trabajo y el tema del networking puede ser una gran idea en estos meses.

Hoy, concretamente, queremos hablar sobre el Speed Networking, para aquellos que no sepan que es el Speed Networking es lo mismo que en las famosas citas rápidas de las películas de amor americanas donde tienen 7 minutos con cada persona pero, en esta ocasión, lo que vendes no es tu persona y tus habilidades como pareja sino los servicios de tu empresa, las diferencias de tu negocio frente a la competencia, en definitiva, por qué tienen que elegirte a ti y a tu negocio como el proveedor imprescindible para su empresa.

¿Cómo funciona el Speed Networking?

En estas reuniones encontramos empresarios, emprendedores y autónomos con quién compartiremos una pequeña charla sobre nuestro negocio e intercambiaremos tarjetas para futuras colaboraciones profesionales.

Tenemos un tiempo de dos minutos para expresar a qué nos dedicamos y qué servicios ofrecemos, posteriormente, será la otra persona quién use sus dos minutos para explicarnos a qué se dedica su empresa. Pasados estos cuatros minutos se cambia de pareja, así hasta que todos los participantes del Speed Networking se hayan conocido.

Como ves, es una forma sencilla y rápida de aumentar tu base de datos de clientes potenciales, conocer nuevas empresas que pueden ayudarte a delegar o proveedores nuevos que te ayuden a mejorar ciertos aspectos.

Un intercambio de experiencias muy enriquecedoras para cualquier autónomo, empresario o emprendedor.

Ahora bien, es importante ir preparado a los Speed Networking, te ayudamos con unos consejos a triunfar en todos los Speed Networking a los que asistas.

El tiempo es oro, prepara tu discurso con tranquilidad y dedicación y, una vez redactado, ensaya frente al espejo para ganar frescura, recuerda que tendrás únicamente dos minutos. Pon tu cronometro a cero y ensaya tantas veces necesites para que el resultado sea agradable y natural para aquellos que lo escuchen. Vocaliza correctamente y trasmite esa pasión que corre por tus venas cuando hablas de tu negocio.

Que tu discurso sea diferente y original será importantísimo, tal vez, en el Speed Networking coincidas con otros empresarios o autónomos que se dedican a lo mismo que tú, tu discurso será el que haga que los demás se acuerden de ti y no de tu competencia.

Una vez terminado el Speed Networking no ha acabado todo, ahora llega un momento crucial, el seguimiento de aquel primer contacto comercial. Envía un mail personalizado a aquellas personas con las que hablaste y agradéceles su atención durante el evento o comparte información sobre tu negocio que no pudiste ofrecerles durante el encuentro.

Aprovecha el verano y apúntate a los Speed Networking de tu ciudad y triunfa con tu negocio.

¿Cómo ser emprendedor y no morir en el intento?

¿Cómo ser emprendedor y no morir en el intento?

Si estás planteándote empezar a trabajar por tu cuenta o tienes una gran idea de negocio y quieres emprenderla, lo primero que deberás hacer es no dejarte influenciar por la mala publicidad y las noticias negativas sobre emprender y sobre autónomos.

¿Conoces algo en la vida que sea sencillo? ¿En tu experiencia personal has encontrado algún trabajo en el que te pagaran una gran cantidad de dinero por escasas horas de trabajo y escasa dedicación?

Pues ser autónomo o emprendedor es igual, nadie regala nada, seguirás trabajando en algunos casos más horas o con horarios diferentes pero, esta vez, lo harás para ti y los beneficios también lo serán.

Si tu idea es emprender o hacerte autónomo para tener una mejor calidad de vida has cometido un error que afectará negativamente en el proceso de evolución de tu negocio si, además, es algo que esperas en un corto periodo de tiempo.

Ser autónomo en un tiempo indeterminado no te ofrecerá una mejor calidad de vida pero si sabes sobrevivir y luchar con tesón, trabajar a diario y vender tu producto de forma distinta a tu competencia estarás trabajando día a día para que en un futuro tu calidad de vida mejore.

Para esto es importante varias cosas, por eso hoy desde Mi Economista queremos darte una serie de consejos para que puedas ser emprendedor y no morir en el intento.

Antes de nada, necesitas un buen plan de negocio y lo ideal es que para ello recurras a un profesional para que las bases de tu negocio estén desarrolladas correctamente, esto puede ayudarte luego a la hora de pedir financiación ya que un buen plan de negocio es mucho más atractivo a la hora de convencer a aquellos inversores que necesitas.

Una vez que tengas esto, necesitarás herramientas gratuitas que puedan ayudarte durante un tiempo a que tu vida como autónomo sea económico, por ejemplo, en Mi Economista desarrollamos un programa de contabilidad gratuito para gestionar tu negocio de forma sencilla. ContaAuto está pensado para todos los emprendedores y autónomos que necesitan gestionar su negocio y no pueden permitirse un gestor.Puedes descargarlo aquí.

Otro consejo que podemos darte para sobrevivir como emprendedor es evitar las deudas en la medida de lo posible, por ejemplo, las tarjetas de crédito ofrecen liquidez de forma rápida pero los intereses son muy altos y pueden ahogar a tu negocio en pocos meses si estás empezando.

El reciclaje en un emprendedor es básico, sea cual sea tu negocio y aunque seas un experto en la materia, ahora ya no te servirá con ser un técnico experto en tu producto, deberás ser también un excelente comercial, un administrativo muy competitivo y un recepcionista agradable y simpático. Fórmate tanto como puedas en atención al cliente, en ventas en excelencia telefónica si tu negocio tiene atención por teléfono, etc.

Invierte en publicidad, cuando un negocio empieza necesita publicidad, invierte poco a poco según los resultados que vayas teniendo, pero no dejes de hacerlo.

Las rutinas positivas son necesarias para ser emprendedor y no morir en el intento, ahora que no tienes un jefe mirando el reloj cada vez que perdías el tren a la oficina es sencillo que caigas en quedarte un ratito más en la cama o dejar que la pereza se apodere de tu cuerpo trabajador. Ponte un horario tan estricto como el que tenías con tu jefe y acostumbra a tu cuerpo.

Otro consejo que no podemos dejar de darte es que no pierdas nunca la paciencia y la ilusión, la paciencia es necesaria en cada proyecto nuevo que empezamos, recuerda que Roma no se construyó en un día y con tu negocio pasará igual.

Si aún es sólo un proyecto y hacerte autónomo no es cuestión de días, es importante que ahorres todo lo que puedas y empieces tu negocio con algunos ahorros, tal vez los primeros meses tus facturas no lleguen a tus objetivos y necesitarás tener cerquita tu cuenta de ahorros.

Si esto pasa, no te desmotives, todos hemos empezado alguna vez, es cuestión de tiempo y dedicación que tus facturas cada vez sean más.

A la hora de determinar los precios de tu negocio es importante que dediques un tiempo prudencial a estudiar el dinero que quieres facturar y los clientes que necesitas para poder llegar a ese objetivo. De esta forma, tendrás que calcular cuánto necesitas ganar a la hora, por ejemplo, y calcular cada proyecto cuantas horas de trabajo necesitarán.

Seguramente con el paso de los meses esto se irá modificando cuando vayas viendo la vida real de tu negocio, los clientes que tienes y, sobre todo, el volumen de trabajo.

Hablando de facturas, es importante que tengas una correcta gestión de tus pagos y tus cobros, incentivando a tus clientes a que paguen cuanto antes las facturas emitidas y jugar con los tiempos para pagar a tus proveedores en la medida de lo posible después de haber cobrado para no perder liquidez.

Estos son unos pequeños consejos para ser emprendedor y no morir en el intento que esperamos te ayuden a decidirte y dar ese gran paso en tu carrera profesional y ser tu propio jefe.

¡Suerte con tu negocio!