Tipos de Interés, TIR y TAE

En multitud de ocasiones nos vemos analizando operaciones de préstamo, (y de depósito), y nos empiezan a hablar de tipo de interés, margen sobre el Euribor, TAE, TIR y nos podemos sentir un poco perdidos con estos términos. Lo que pretendo con este pequeño artículo es explicar un poco que es todo esto, y que es lo que se tiene que tener en cuenta cuanto comparamos las condiciones de los préstamos que me puedan ofrecer las entidades de crédito.

En primer lugar,  “tipo de interés” es como la expresión popular para referirnos al coste financiero de un préstamo. Voy al banco y les hago una solicitud de un préstamo para compra un coche, una casa, una inversión para mi negocio, y de lo primero que preguntamos siempre, es ¿Cuál es el tipo de interés?

Pero hay que tener cuidado, pues el tipo de interés no es el único coste de una financiación, y en algunas ocasiones ni siquiera es el más importante (como en el descuento de algún efecto comercial). Hay que valorar también las comisiones de apertura, de estudio,  notario, registro y es decir todos los costes que puedan existir.

La TIR (Tasa interna de rentabilidad), es un concepto financiero, y para calcularla se tiene en cuenta todos los costes que tiene una financiación, tanto el tipo de interés, como cualquier comisión, así mismo se tiene en cuenta el plazo de la operación, periodicidad de las liquidaciones etc. Por lo tanto es el parámetro que debemos  utilizar para comparar diferentes operaciones de financiación. Si tengo un préstamo de 1.000 € con un tipo de interés del 5% y una comisión de apertura del 1%. Si el plazo es un año la TIR estará ligeramente por debajo del 6%, si el plazo es de 1 mes la TIR será muy superior al 6%, y si el plazo es de 15 años la TIR será cercana el 5%. Es como si repartiéramos la comisión de apertura durante el plazo de la operación, cuanto más largo es el plazo, la incidencia de la comisión de apertura en la TIR es menor, pues se reparte en más periodos.

La TAE (Tasa anual equivalente) es un concepto legal, y es el banco de España el que obliga a las entidades de crédito a calcular la TAE, y es lo que nos permite comparar el coste de una financiación entre diversas entidades, plazos, etc…  en teoría es algo parecido a la TIR, pero tienes sus peculiaridades según el tipo de operación, Cuando las operaciones son a tipo variable, la TIR  no se puede calcular a priori, pues no sabemos el tipo de interés futuro que se aplicará en las revisiones. Para el cálculo de la TAE el Banco de España establece una normas para poder calcularla.

Plazo de Liquidación, es cada cuanto tiempo tenemos que pagar las cuotas de nuestro préstamo. No es lo mismo el 5% en liquidación mensual que en liquidación anual. Es como comparar la velocidad en nudos y en km por hora, 50 no sabemos cuanto es si no nos dicen la unidad de medida. ¿Alguien se ha preguntado porque los préstamos los pagamos cada mes, y en cambio cuando tenemos un plazo fijo nos lo liquidan trimestralmente?

Un ejemplo es muy clarificador.

 Tenemos 1.000 €, vamos al banco A y nos ofrecen el 5% de interés, con liquidación mensual, y el banco B lo mismo, pero con liquidación trimestral.

Banco A:              el primer mes tenemos 1.000 € x 5% x 30/360 = 1.004,17€

                               El segundo mes tenemos 1.004,17 € x 5% x 30/360 = 1.008,35 €

                               Y el tercer mes tenemos 1.008,35 € x 5% x 30/360 = 1.012,55 €

Cada mes nos vuelven a hacer otro plazo con los 1.000 €  sus intereses.

Banco B:              tendremos al final del trimestre: 1.000 € x 5% x 90/360 = 1.012,50 €

Como solo son 1.000 € y con solo tres meses la diferencia es de solo 5 céntimos de Euros, pero para millones de euros, por plazos más dilatados que manejan los bancos las diferencia son significativas.

Por cierto también hay que tener en cuenta si el banco para el cálculo de las liquidaciones utiliza el año comercial (360 días y meses de 30 días como en el ejemplo), o el año real de 365 días. No es difícil de adivinar, que utilizará cuando concede préstamos o cuando ofrece plazos fijos a sus clientes. Añadir simplemente que en el cálculo de la TIR todos estos factores se tienen en cuenta.

El concepto de Margen sobre el Euribor también es ampliamente utilizado cuando hablamos de financiación (o de plazos fijos). El Euribor es el tipo al que los bancos de la zona Euro se prestan dinero entre ellos. Se solía utilizar como referencia a la hora de conceder préstamos, pues era un indicador del coste medio de financiación de las entidades de crédito. Hoy en día con la crisis financiera, el indicador ha perdido relevancia. Además los bancos se prestan dinero a diferentes plazos (desde un día hasta un año), por lo que en realidad tenemos diferentes Euribor, Euribor+1 día (también conocido como EONIA), Euribor+1mes, Euribor+3mes, Euribor+12mes, y alguno más.

Cuando el tipo de interés es variable, normalmente los primeros meses (1 año o a veces 6 meses), el tipo de interés está fijado, Pero pasado ese plazo se coge el Euribor se aplica el margen pactado, y es el tipo que se aplicará para el siguiente periodo, (estos plazos de revisión del tipo de interés lógicamente tienen que estar establecidos en el contrato de préstamo firmado, así como el margen). Cosas a tener en cuenta, la primera lógicamente el margen, cuanto más alto peor. (Hace no demasiados años para un préstamo hipotecario se podía conseguir márgenes del 0.5%, hoy en día están por encima del 1.5%). Importante fijarse también que Euribor nos van a aplicar, el de 1 año es más alto que el Euribor 1 mes. Los tipos medios de Euribor que se toman como referencia los publica el banco de España en su web (www.bde.es), por lo que siempre podemos validar que nos lo han aplicado correctamente. Otro dato importante es fijarnos si hay tipos mínimos (que se han puesto de moda últimamente) o tipos máximos (algo más raro). Por lo que si la aplicación del margen + Euribor se sitúa por debajo del tipo mínimo pactado, nos aplicarán este último tipo, y no nos beneficiaremos de toda la bajada del Euribor.

Ya hemos hablado antes un poco de las comisiones, pero no solo están las de apertura y estudio, también las de amortización anticipada (si por lo que sea queremos devolver el préstamo antes del plazo estipulado), comisión de reclamación e interés de demora (si nos retrasamos en el pago de alguna cuota, suelen ser muy elevados), y otras comisiones que suelen incluir los bancos. Hay que conocerlas antes de firmar.

En fin espero que toda esta información os pueda servir un poquito para la próxima vez que tengáis que negociar con un banco, un préstamo y también un plazo fijo.

 

Ignacio Pedrosa Sánchez

Mi Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>