Tag: Jornada intensiva

3 razones para implantar la jornada intensiva

3 razones para implantar la jornada intensiva

Con la llegada del verano llega una de las preguntas estrella en cualquier oficina… ¿habrá este año jornada intensiva?. Desde Mi Economista, el portal de autónomos y emprendedores, queremos darte 3 razones para implantar la jornada intensiva en tu empresa.¡¡Toma nota!!

¿Es rentable la jornada intensiva?

Esta pregunta es básica para poder o no implantar la jornada intensiva, ya que no todos los negocios pueden permitirse este cambio de horario, en concreto, los negocios con atención al público como restaurantes o tiendas. El resto de negocios son susceptibles de incluir la jornada intensiva, salvo ciertos casos concretos que no puedan permitirse este cambio horario por algún tema muy específico y que habría que analizar de forma individualizada.

¿Puedo ahorrar con la jornada intensiva en mi negocio?

Esta es la primera de las 3 razones para implantar la jornada intensiva en tu negocio, ya que las facturas de luz y agua bajarán de forma considerable durante los meses de jornada intensiva.

Una de las 3 razones para implantar la jornada intensiva es que tanto tú como tus empleados podáis tener más horas del día de descanso y de ocio, algo que se traducirá en más motivación y menos cansancio acumulado o, lo que es lo mismo, más productividad. Una palabra que a todos los empresarios, autónomos y emprendedores nos encanta.

Otra de las 3 razones para implantar la jornada intensiva es diferenciarte de tu competencia y dar un valor añadido a tu empresa, esto atraerá el talento a tu empresa, los grandes profesionales querrán trabajar en tu empresa porque se sentirán mucho más valorados. Serás un negocio o una empresa que, además, apuesta por la conciliación familiar. Más puntos para tu negocio.

Como ves, implantar la jornada intensiva en tu negocio puede ser una buena idea para aumentar la confianza, la motivación y mejorar la autoestima de tus empleados. A su vez, te ayuda a ahorrar en tus facturas de suministros, todo ventajas.

Eso sí, te recomendamos que si, finalmente, implementas la jornada intensiva en tu negocio, lo planifiques correctamente y que avises a tus clientes con suficiente tiempo para que ellos también puedan adaptarse a tu nuevo horario y que puedan tener tiempo suficiente para que tu nuevo horario no afecte negativamente a la comunicación entre vosotros o a las fechas de entrega de los proyectos.

Como casi todo en la vida, con buena organización y sentido común todo puede ser viable y, en este caso, además, una gran idea.

¡¡Feliz verano!!