Tag: Estimación directa o módulos

Régimen de estimación directa o módulos

Régimen de estimación directa o módulos

Si has comenzado tu labor de recopilar datos antes de darte de alta como autónomo, la pregunta de si tributar en régimen de estimación directa o módulos seguramente no te tarde mucho en surgir.

Antes de comenzar a evaluar qué nos conviene más como autónomos, es importante tener claros ambos conceptos:

¿Qué es el régimen de estimación directa?

Con este tipo de tributación, en lo que se refiere a tus impuestos del IRPF, pagarás en función de tus beneficios, es decir, el resultado de aplicar el impuesto a la diferencia entre tus ingresos y tus gastos deducibles. Respecto del IVA pagarás la diferencia entre el IVA repercutido y el IVA soportado deducible (algo así como la diferencia del IVA de tus ventas y tus compras)

Además, el régimen de estimación directa de IRPF se subdivide en directa simplificada cuyo rendimiento neto no debe superar los 600.000€ y directa normal para aquellos que si lo superen.

¿En qué consiste el régimen de estimación objetiva o módulos?

Este tipo de estimación es más conocida como los “módulos”, tus impuestos de IRPF e IVA tendrán una cuota fija que conocerás de antemano al comenzar tu actividad laboral. Esta cuota fija se calcula en función de determinadas características de tu negocio y del sector al que pertenecerás.

De esta forma, factures más o factures menos o, incluso, no factures nadas, cada trimestral tendrás una cuota fija a pagar como si de tu cuota de autónomos se tratara.

Además, para poder tributar en el régimen de estimación objetiva es necesario cumplir una serie de requisitos.

En primer lugar, que tu actividad esté incluida en la lista de actividades en régimen de estimación objetiva que puedes consultar haciendo click aquí

Ten en cuenta, además que una vez que elijas uno de los dos métodos deberás de mantenerlo al menos durante tres años, salvo que superes ciertos volúmenes de facturación y de compras, en el ejercicio, lo que provocará la exclusión de los módulos en el ejercicio siguiente.

Ahora sí, viene la gran pregunta, ¿Régimen de estimación directa o los módulos?

Para poder decidirse, es necesario disponer de antemano con una estimación de cuál será el volumen de facturación y compras, con lo que podrías estimar cuando importe tendrías que pagar por IRPF y por IVA. Esto muchas veces es un ejercicio puro de especulación, porque, por desgracia, no tenemos la varita mágica que nos diga que va a pasar en el futuro, pero siempre es mejor una mala estimación que no tener nada.

Por otro lado, y esto sí que lo podemos hacer con mucha precisión, es valorar lo que pagaríamos por módulo, y si la cuota fija por tributar en módulos es aceptable o no para ti y tu negocio dependiendo en el punto que este se encuentre.

Lo lógico o lo que señala la estadística es que en los primeros años de vida de un negocio el autónomo tribute por estimación directa hasta que pueda ver con perspectiva el avance de su negocio, y en este caso, sí que disponemos de información más precisa, de cuanto estamos pagando en estimación directa.

Por otro lado, siempre existen las excepciones y hay negocios muy en específicos en los que se puede prever su éxito antes de llevarlos a cabo y en los que tributar por módulos hace que todo sean ventajas.

Como decimos siempre desde Mi Economista, usa el sentido común y recopila todos los datos que necesitas para poder tomar la mejor decisión…y si necesitas ayuda no dudes en ponerte en contacto con nosotros.