Tag: Emprededores

Qué es una startup

¿Sabes qué es una startup?

De un tiempo a esta parte cada vez suena más y más la palabra “startup”, de hecho, tanto es así que hay quien la ha llegado a introducir en su vocabulario teniendo solo una ligera idea como la mayoría del común de los mortales de lo que es una startup.

Hoy, en Mi Economista, queremos ayudarte a entender  qué es una startup y cómo funcionan, quien sabe, quizás las startup sean el modelo de negocio que estabas buscando y que encaja a la perfección con tu proyecto de emprendimiento.

Para definir lo que es una startup partiremos de tres puntos clave que constituye, en líneas generales, lo que conforma una startup:

  • Una startup debe ser una empresa pequeña o mediana
  • Esta empresa debe estar delimitada en el tiempo
  • Y, por regla general, la empresa estará estrechamente relacionada con el mundo tecnológico.

Quizás, de estos tres puntos, el que más trabajo cuesta de entender o de llevar a cabo es el que se refiere a la delimitación en el tiempo de la startup. El objetivo de una startup es poner la vista en un nicho de mercado con gran potencial cuyo éxito está acotado por el tiempo, un ejemplo de esto podría ser, sin duda, una startup dedicada a la comercialización de los famosos “palos selfie”, un producto con un éxito asegurado pero que, más tarde o más temprano, acabará por pasar de moda.

Las startup también se caracterizan por ser conformadas por varios socios que, a su vez, cada uno está especializado en un sector en concreto dentro de la startup.

La parte más atrayente de las startup para una gran parte de los emprendedores que deciden comenzar con este modelo de negocio es, sin duda, la poca inversión inicial que necesita una startup y, sin embargo, que estadísticamente se prevea que la startup puede acabar devolviéndote la inversión multiplicada entre 5 y 20 veces entre los 4 o 5 primeros años.

No queremos tampoco dejar pasar por alto que, como todo en esta vida, nada es regalado y todo necesita un esfuerzo, en el caso de las startup, también es así y, aunque es cierto que alcanzar un “boom” con una startup nos puede dejar unos números importantes, no hay que olvidar la posibilidad de que otra empresa mayor no compre nuestra startup, algo que conforma uno de los objetivos de una startup y la única salida a esto sea comenzar otra startup con otra idea de negocio distinta.