Tag: Elegir centro de negocios

Ventajas de trabajar en un centro de negocios

Ventajas de trabajar en un centro de negocios

Ya has llevado a cabo todo el proceso de búsqueda de un buen nicho de mercado, análisis de viabilidad de tu proyecto, has cumplido con todo el proceso administrativo y burocrático, en resumidas cuentas, ya puedes decir que eres un emprendedor y que tienes tu propio negocio, ahora solo queda la parte más… ¿fácil?: establecer tu oficina.

Tener un espacio de trabajo dónde poder recibir a tus clientes, para algunos negocios, es esencial, sin embargo, alquilar una oficina puede suponer muchos más gastos de los que tenías en mente, de ahí, la aparición de los centros de negocios y hoy te contamos sus ventajas frente a la oficina convencional.

Ahorra tiempo trabajando en un centro de negocios

Como bien sabes, el tiempo es oro, así que hablar de ahorrar tiempo se traduce directamente en ahorro económico.

Alquilar una oficina para llevar a cabo tu negocio necesita una fuerte inversión de tiempo.

Inviertes tiempo en buscar la oficina que más se ajuste a lo que necesitas, una vez elegida, inviertes tiempo en dar de alta los suministros tanto de luz, gas y agua como dar de alta la línea de teléfono o el ADSL. Vas a invertir también tiempo en escoger el mobiliario que necesites y que este, además, llegue a tu oficina: sillas, mesas, archivadores, etc.

Y mientras tu inviertes este valioso tiempo en acondicionar tu lugar de trabajo, los días pasan sin sumar ni un minuto en lo verdaderamente importante: tu negocio.

En un centro de negocios sólo tendrás que invertir tiempo en elegir el que más te guste o se adapte a lo que necesitas, el resto de cosas inherentes a una oficina ya estarán esperándote dispuestas a que simplemente las uses.

¿Por qué pagar el doble?

Si vuelves a leer todo lo anterior, ya habrás notado que no sólo vas a invertir tiempo, sino que todo esto conlleva una suma económica importante, obviamente, puedes recortar y gastar sólo lo mínimo, pero… ¿por qué recortar cuando puedes tenerlo todo por menos?.

En un centro de negocios pagarás una cuota fija al mes que incluye todo lo anteriormente mencionado y mucho más, algo tan simple como, por ejemplo, estar pendiente de los niveles de tinta de la impresora, ya es cosa del pasado, los centros de negocios tienen su propio personal que se ocupa de que todo funcione al 100%, tu sólo tienes que ocuparte de sacar adelante tu proyecto sin ninguna distracción.

Los contactos empiezan en el centro de negocios

Hacer contactos y generar clientes es una de las tareas más complicadas que tendrás, sea el negocio que sea. Una de las ventajas de trabajar en un centro de negocios es que, al trabajar con otros muchos empresarios como tú, se abre la posibilidad de encontrar en ellos contactos interesantes para ampliar tu propio negocio o, incluso, que estos sean tus primeros clientes, lo que comúnmente se conoce como el nacimiento de sinergias.

Estas son solo algunas de las ventajas de trabajar en un centro de negocios, de hecho, las que más atañen a tu bolsillo, pero las posibilidades que un centro de negocios te ofrece son infinitas.