Tag: Cotizaciones

¿Qué hacer si cotizas más de lo que debes?

¿Qué hacer si cotizas más de lo que debes?

En España la pluriactividad es una práctica más que extendida y, en Mi Economista, hoy nos vamos a centrar en aquellas personas que trabajan por cuenta ajena y, además, están dados de alta en el RETA como autónomos y que, por lo tanto, cotizan en más de un Régimen de la Seguridad Social.

En este tipo de casos de pluriactividad se suele producir un incidente que, normalmente por desconocimiento, solemos dejar pasar por alto y es el hecho de que hayamos abonado a la Seguridad Social más dinero del que nos corresponde, caso en el que podremos pedir un reembolso.

¿Cómo sabemos si nos hemos excedido en la cotización a la Seguridad Social?, es sencillo, siempre que hayamos superado el techo máximo de cotización tendremos derecho al reembolso.

Ese techo máximo es fijado cada año en los Presupuestos Generales del Estado y, en concreto, en 2015 tiene un valor de 12245,98€, por lo tanto, todo se reduce a hacer la suma de las diferentes cotizaciones que hemos realizado y comprobar si estas superan este techo máximo.

Una vez que hemos comprobado nuestra cotización a la Seguridad Social y que el resultado supere ese límite del que hablamos, nos queda la parte más interesante, ¿cómo pedimos un reembolso a la Seguridad Social?.

Aunque pueda parecer extraño, el trámite para pedir un reembolso de la cotización a la Seguridad Social es más sencillo de lo que normalmente estamos acostumbrados cuando se trata de hacer una gestión con la Administración.

El trámite se reduce a rellenar y entregar en la Seguridad Social un modelo de ingresos indebidos que puedes descargarte haciendo click aquí.

El único requisito para pedir a la Seguridad Social el reembolso es, por supuesto, que hayas superado esa cifra que comentábamos anteriormente y que te encuentres dentro del plazo establecido de 4 meses que van desde el  1 de Enero hasta el 30 de Abril del año siguiente al que se haya producido esa superación del límite, es decir, si esto ocurre en el trascurso del año 2015, estos 4 meses para pedir el reembolso serán en 2016.

La siguiente pregunta sería… ¿la Seguridad Social me reembolsará el total del exceso? Y la respuesta es rápida y sencilla, no, la Seguridad Social reembolsa la mitad de la cantidad que has abonado en exceso.

Por último, recordarte, que si te encuentras en este tipo de pluriactividad, revises con lupa tus cotizaciones durante el ejercicio pues, en el caso de excederte, no recibirás por parte de ninguna Administración una notificación que te ponga en sobre aviso, por lo tanto, todo queda en tus manos.

¿Cómo ser emprendedor y no morir en el intento?

¿Cómo ser emprendedor y no morir en el intento?

Si estás planteándote empezar a trabajar por tu cuenta o tienes una gran idea de negocio y quieres emprenderla, lo primero que deberás hacer es no dejarte influenciar por la mala publicidad y las noticias negativas sobre emprender y sobre autónomos.

¿Conoces algo en la vida que sea sencillo? ¿En tu experiencia personal has encontrado algún trabajo en el que te pagaran una gran cantidad de dinero por escasas horas de trabajo y escasa dedicación?

Pues ser autónomo o emprendedor es igual, nadie regala nada, seguirás trabajando en algunos casos más horas o con horarios diferentes pero, esta vez, lo harás para ti y los beneficios también lo serán.

Si tu idea es emprender o hacerte autónomo para tener una mejor calidad de vida has cometido un error que afectará negativamente en el proceso de evolución de tu negocio si, además, es algo que esperas en un corto periodo de tiempo.

Ser autónomo en un tiempo indeterminado no te ofrecerá una mejor calidad de vida pero si sabes sobrevivir y luchar con tesón, trabajar a diario y vender tu producto de forma distinta a tu competencia estarás trabajando día a día para que en un futuro tu calidad de vida mejore.

Para esto es importante varias cosas, por eso hoy desde Mi Economista queremos darte una serie de consejos para que puedas ser emprendedor y no morir en el intento.

Antes de nada, necesitas un buen plan de negocio y lo ideal es que para ello recurras a un profesional para que las bases de tu negocio estén desarrolladas correctamente, esto puede ayudarte luego a la hora de pedir financiación ya que un buen plan de negocio es mucho más atractivo a la hora de convencer a aquellos inversores que necesitas.

Una vez que tengas esto, necesitarás herramientas gratuitas que puedan ayudarte durante un tiempo a que tu vida como autónomo sea económico, por ejemplo, en Mi Economista desarrollamos un programa de contabilidad gratuito para gestionar tu negocio de forma sencilla. ContaAuto está pensado para todos los emprendedores y autónomos que necesitan gestionar su negocio y no pueden permitirse un gestor.Puedes descargarlo aquí.

Otro consejo que podemos darte para sobrevivir como emprendedor es evitar las deudas en la medida de lo posible, por ejemplo, las tarjetas de crédito ofrecen liquidez de forma rápida pero los intereses son muy altos y pueden ahogar a tu negocio en pocos meses si estás empezando.

El reciclaje en un emprendedor es básico, sea cual sea tu negocio y aunque seas un experto en la materia, ahora ya no te servirá con ser un técnico experto en tu producto, deberás ser también un excelente comercial, un administrativo muy competitivo y un recepcionista agradable y simpático. Fórmate tanto como puedas en atención al cliente, en ventas en excelencia telefónica si tu negocio tiene atención por teléfono, etc.

Invierte en publicidad, cuando un negocio empieza necesita publicidad, invierte poco a poco según los resultados que vayas teniendo, pero no dejes de hacerlo.

Las rutinas positivas son necesarias para ser emprendedor y no morir en el intento, ahora que no tienes un jefe mirando el reloj cada vez que perdías el tren a la oficina es sencillo que caigas en quedarte un ratito más en la cama o dejar que la pereza se apodere de tu cuerpo trabajador. Ponte un horario tan estricto como el que tenías con tu jefe y acostumbra a tu cuerpo.

Otro consejo que no podemos dejar de darte es que no pierdas nunca la paciencia y la ilusión, la paciencia es necesaria en cada proyecto nuevo que empezamos, recuerda que Roma no se construyó en un día y con tu negocio pasará igual.

Si aún es sólo un proyecto y hacerte autónomo no es cuestión de días, es importante que ahorres todo lo que puedas y empieces tu negocio con algunos ahorros, tal vez los primeros meses tus facturas no lleguen a tus objetivos y necesitarás tener cerquita tu cuenta de ahorros.

Si esto pasa, no te desmotives, todos hemos empezado alguna vez, es cuestión de tiempo y dedicación que tus facturas cada vez sean más.

A la hora de determinar los precios de tu negocio es importante que dediques un tiempo prudencial a estudiar el dinero que quieres facturar y los clientes que necesitas para poder llegar a ese objetivo. De esta forma, tendrás que calcular cuánto necesitas ganar a la hora, por ejemplo, y calcular cada proyecto cuantas horas de trabajo necesitarán.

Seguramente con el paso de los meses esto se irá modificando cuando vayas viendo la vida real de tu negocio, los clientes que tienes y, sobre todo, el volumen de trabajo.

Hablando de facturas, es importante que tengas una correcta gestión de tus pagos y tus cobros, incentivando a tus clientes a que paguen cuanto antes las facturas emitidas y jugar con los tiempos para pagar a tus proveedores en la medida de lo posible después de haber cobrado para no perder liquidez.

Estos son unos pequeños consejos para ser emprendedor y no morir en el intento que esperamos te ayuden a decidirte y dar ese gran paso en tu carrera profesional y ser tu propio jefe.

¡Suerte con tu negocio!