Tag: Consejos para emprendedores

4 razones para ser emprendedor y no empleado

4 razones para ser emprendedor y no empleado

Olvídate de la idea de que el emprendedor nace de una necesidad, ahora no todos los emprendedores ni los autónomos han llegado hasta aquí porque no tenían más remedio. Muchos de los emprendedores y autónomos de nuestro país, meditan y reflexionan la idea y finalmente les compensa más trabajar para ellos que para un tercero, por eso, hoy queremos hablar justo de esto, dando 4 razones para ser emprendedor y no empleado, así que si estás pensando en dejar tu trabajo de siempre y, por fin, seguir tu sueño de dar forma a ese negocio que te ronda la cabeza desde hace años, toma nota.

La primera de las 4 razones para ser emprendedor y no empleado es seguramente la más importante y la que, a su vez, acabará marcando la diferencia entre que tu negocio sea un éxito o no y que tú seas o no feliz. Ser emprendedor es poder dedicarte a lo que realmente te gusta, así que puedes decir adiós a la monotonía, a la frustración o al aburrimiento.

Es tu negocio, tu idea, tu plan de viabilidad, tú marcas el rito y el camino, es tu sueño, disfruta de hacerlo realidad.

Sin duda, otra de las 4 razones para ser emprendedor y no empleado es el crecimiento personal y profesional que llevarás a cabo cuando seas emprendedor. Un emprendedor necesita estar al día, formarse continuamente y en disciplinas diferentes, por eso, aprenderás muchísimo y crecerás tanto a nivel personal como a nivel profesional.

Cumplir sueños, no objetivos.

Esta es una de las 4 razones para ser emprendedor y no empleado, cuando trabajamos para un tercero, trabajamos para conseguir unos objetivos que nuestro jefe ha cerrado para nosotros y que, a su vez, serán los objetivos que acerquen o alejen más a nuestro jefe de conseguir su sueño.

¿De verdad vas a luchar y trabajar por los sueños de un tercero y dejar los tuyo a un lado?

Para terminar con nuestro listado de 4 razones para ser emprendedor y no empleado hemos dejado la más polémica, ya que no es oro todo lo que reluce, en este caso, nuestra última razón es la libertad pero, como decimos, es un concepto complicado, es verdad que al no tener un jefe, ni horario cerrado en el que tenemos que fichar podemos sentirnos más libres, pero si realmente un emprendedor no es aplicado y es capaz de organizarse como si fuera un empleado con su horario cerrado será complicado que su proyecto salga adelante.

Es más, aunque no lo creas, trabajarás más pero, esta vez, las horas de más serán para ti y la diferencia se nota.

¡¡Suerte con tu negocio!!

Más ventas para mi negocio

Más ventas para mi negocio

Seas emprendedor, autónomo o socio de una mediana o gran empresa esta frase seguramente esté en tu cabeza varias veces al día.

Más ventas para mi negocio, nuevos clientes, mejorar los precios y márgenes con mis proveedores, mayores plazos de pago… Esto son algunos de los temas que, a los dueños de un negocio, sea cual sea el tamaño de este, les rondan por la cabeza con una frecuencia importante, sobre todo “Más ventas para mi negocio” ya que las ventas son el motor de toda empresa y necesitamos saber explotar al máximo nuestro potencial de cara a conseguir más ventas para nuestro negocio y, sobre todo, ventas de más calidad.

Decimos ventas de más calidad porque, sobre todo en el sector de los autónomos, muchas veces caemos en la trampa de abaratar los productos o los servicios tanto, con el fin de asegurarnos la venta que acabamos inmersos en un bucle de muchas horas de trabajo y pocos beneficios.

Muchas veces, cuando hablamos con nuestros clientes de SALCA, les hacemos una pregunta importantísima, ¿Cuánto quieres ganar? Gracias a esta pregunta podemos calcular, cuánto deberíamos cobrar a nuestros clientes por nuestro trabajo, de modo que, en una jornada de 40 horas semanales, (o las que queramos trabajar), podamos facturar aquello que estimamos necesario para ganarnos un “salario” adecuado.

Hoy queremos ayudar a todos los autónomos que se plantean cómo conseguir más ventas para su negocio con algunas claves y consejos para captar clientes.

Una de las claves del éxito para conseguir más ventas es, sin duda, conocer al público al que se dirige tu empresa, no puedes quedarte en la superficie, trata de averiguar cómo se sienten, dónde van en su tiempo de ocio y qué necesitan. Toda esta información puede ayudarte a captar más clientes potenciales si, por ejemplo, descubres que tus potenciales clientes tienen en común asistir de forma regular a una peluquería, puedes buscar opciones para publicitar tus productos o servicios en peluquerías.

Acércate a tus potenciales clientes antes, incluso, de que lo sean, como hemos comentado antes pero mucho más cuando ya sean tus clientes. Genera con ellos una relación de confianza y trabajo en equipo que haga a tu cliente sentirse en buenas manos y relajado. De esta forma, sentirá que formas parte de su empresa y que no eres un agente externo que vienes a tomar café con él únicamente cuando tienes que vender una nueva oferta de tu empresa.

Para terminar con este repaso de respuestas a tu pregunta de ¿Cómo consigo más ventas para mi negocio? Te recordamos la importancia de respetar los tiempos. Si eres autónomo, eres también la parte comercial de tu negocio, aprende a respetar los tiempos y no te conviertas en ese “comercial agobiante” que poco gusta a los clientes. Si mandas un presupuesto a un cliente, no le agobies con llamadas constantes, si no quieres que acaben tirando tu presupuesto por pesado y, mucho menos, obligues al cliente a decirte que no sólo para que dejes de llamarlo cada día.

Si eres autónomo, sabrás que nadie regala nada y que todo es cuestión de trabajo y mucho esfuerzo, pero tener las ideas claras y, sobre todo, apoyo profesional puede ayudarte a tomar decisiones más acertadas que te ayuden con esa eterna pregunta de ¿Cómo consigo más ventas para mi negocio?

Feliz Navidad y suerte con tu negocio.

¿Cuánto tiempo debo guardar las facturas?

¿Cuánto tiempo debo guardar las facturas?

Una de las grandes preguntas de la existencia de un autónomo es… ¿cuánto tiempo debo guardar las facturas?.

Hoy, desde Mi Economista, queremos empezar Septiembre contestando a una de las grandes preguntas para comenzar la vuelta a la rutina con toda la información necesaria.

Esperamos que hayáis tenido unas buenas vacaciones y que hayáis descansado porque venimos con muchas ganas de dar apoyo a todos los emprendedores y autónomos españoles que quieran contar con Mi Economista, SALCA o ContaAuto.

Sí, es cierto que las facturas se deben guardar según se informa en el artículo 29.2, letra e) de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria establece para los empresarios y profesionales la obligación de expedir y entregar facturas o documentos sustitutivos y conservar las facturas, documentos y justificantes que tengan relación con sus obligaciones tributarias.

Ahora bien, pero ¿cuánto tiempo debo guardar las facturas?. Las facturas que emites como autónomo o como empresa tienes que guardarlas durante un mínimo de 4 años y el IRPF durante 5 años.

La conclusión a todo esto es que tendrás que llevar un control exhaustivo de todas las facturas que declaras, tanto las emitidas como las que te desgravas, por supuesto.

De ahí nace también el boom de las facturas electrónicas. El ahorro de papel, de espacio y, por supuesto, de tinta que nos permite tener durante 4 o 5 años toda la facturación de nuestro negocio en un simple pen drive o un disco duro. Mientras que necesitaremos un buen sitio en nuestra oficina para poder almacenar toda esta documentación en papel durante 4 y 5 años, respectivamente.

Para aquellos autónomos que se preguntan cuánto tiempo debo guardar las facturas o cuánto tiempo debo guardar la información recopilada en ContaAuto, la respuesta sería exactamente la misma. Para nuestros clientes de ContaAuto, tendrían ya una gran parte del trabajo hecho pues se adjuntan todas las facturas escaneadas o digitalizadas de forma que tendríamos completo todo nuestro libro de registro.

Guardar las facturas que acumularás durante tu carrera profesional como autónomo cumpliendo con los plazos que establece la ley te puede ahorrar futuros disgustos y multas ante cualquier inspección o investigación, por eso, desde Mi Economista, te recomendamos que pongas especial atención a este tema y que tengas un correcto sistema de gestión y archivo para no perder tus facturas.

¡¡Suerte con vuestro negocio y mucho ánimo para encarar Septiembre con alegría, ilusión y mucho trabajo, emprendedores!!

 

Consejos para preparar el trimestral de autónomos

Consejos para preparar el trimestral de autónomos

Uno de los momentos más temidos por los autónomos son los trimestrales, en muchos casos, contamos con un gestor al que le recopilamos la información durante el trimestre y se encarga de presentar nuestros impuestos, revisarlos y aconsejarnos en ciertos movimientos.

Hoy desde Mi Economista, queremos dar una serie de consejos para que el tiempo no se te eche encima y, sobre todo, para evitar sustos de última hora.

Durante nuestro día a día los autónomos emitimos y recibimos facturas, emitimos facturas a nuestros clientes sobre los servicios o trabajos que realizamos para ellos y, a su vez, recibimos facturas de nuestros proveedores, es importante que estas facturas estén debidamente organizadas para que luego todo sea mucho más sencillo de preparar para enviarlo a nuestro gestor.

Tener una carpeta donde cada día guardamos las facturas como un hábito, es primordial para la correcta organización, así no tendremos las facturas repartidas por varios sitios y el día que queramos preparar la documentación no tendremos que estar buscando, únicamente acceder a nuestra carpeta de Pc o a nuestra carpeta física donde hemos ido guardando todas las facturas como, por ejemplo, facturas de gasolina, facturas de teléfono, etc.

Es importante que, siempre que podamos, pidamos a nuestros proveedores que nos emitan las facturas online, así podremos enviarlas a nuestro gestor de una forma más sencilla al igual que organizarla en nuestro pc de forma más cómoda.

El tema del IVA también es importante en estos momentos, el mejor consejo que podemos dar es tener claro que el IVA que cobramos a nuestros clientes no es nuestro, somos meros recaudadores de este impuesto, un intermediario entre nuestro cliente y Hacienda. Del mismo modo que el IVA que pagamos a nuestros proveedores, hacienda nos lo tiene que devolver.

Al final del trimestre, tendremos que calcular la diferencia entre el IVA cobrado y el pagado, y ese es importe que tendremos que ingresar en Hacienda. ¡Y esto nunca nos viene bien! Es por ello recomendable que sepas en cada momento, a lo largo del trimestre, cuanto importe te tocará pagar.

Si en tu caso trabajas con algún tipo de plataforma con tu gestor donde cuelgas todos los datos, no dejes para última hora el registro de la información, aunque puedas pensar que es más trabajoso, será más sencillo que, cada vez que emitas una factura o la recibas, lo registres en tu plataforma o archivo de manera que el día de antes de presentar los impuestos no tengas que ponerte a registrar una por una y contabilizar todos tus ingresos y gastos.

Por último, el mejor consejo que podemos darte es que trabajes siempre con un gestor de confianza y que un profesional supervise siempre los movimientos de papeleos que realices para asegurarte que no cometes ningún error que puede traerte algún quebradero de cabeza  más adelante.