Tag: Cómo usar una base de datos de clientes

Base de datos de clientes, la información es poder

Base de datos de clientes, la información es poder

Es por todos conocido que la base fundamental de cualquier negocio, ya sea grande o pequeño, es la prospección comercial, tus servicios pueden ser los mejores de tu sector y con los mejores precios del mismo pero, sin clientes, no existe negocio.

Por esto, un punto de partida esencial en la prospección comercial es, sin lugar a dudas, las bases de datos de clientes, es más, no solo de los potenciales clientes a los que quieres llegar, sino de los que ya tienes también.

La organización es fundamental para tu negocio

Poner todos tus esfuerzos en alcanzar recursos de los que, hoy día, no dispones olvidándote y despreciando los que ya tienes, es una fórmula que, generalmente, lleva al fracaso más inmediato.

La organización es fundamental y por eso son tan importantes las bases de datos de clientes, por tanto, deberás comenzar por construir una base de datos de los clientes que ya tienes para no dejar a estos en el olvido y seguir ejecutando acciones sobre ellos, que más adelante explicaremos, a pesar de que ya los tengas en tu cartera de clientes.

¿Dónde conseguir una base de datos de clientes potenciales?

Una vez tengas constituida tu propia base de clientes actuales, el siguiente paso será conseguir nuevos clientes y aquí viene el quid de la cuestión… ¿de dónde adquiero clientes potenciales?.

El camino más fácil es directamente comprar una base de datos de clientes, si puedes permitirte la inversión que esto supone ahorrarás mucho tiempo, pero ¡OJO! a lo siguiente:

  • No todas las bases de datos de clientes que estén en venta están sectorizadas y esto debe convertirse en tu prioridad, pagar por una base de datos de clientes que, por ejemplo, no residen en tu misma ciudad, no te servirá de nada.
  • La ley de protección de datos es muy severa con estos temas, por tanto, dedica todo el tiempo que necesites para evaluar a las empresas que venden base de datos de clientes y asegúrate de que cumplen al 100% con la LOPD. En otras palabras, no te decidas por una base de datos encontrada en “mil anuncios”.

Otra opción, para la que necesitarás invertir mucho más tiempo, es ir elaborando esa base de datos de clientes por ti mismo, ya sea recogiendo datos públicos de forma manual y pidiendo permiso a estos clientes para almacenarla o asistiendo a networking y eventos o, de forma más automática, a través de software de suscripción donde serán los propios clientes los que accedan a darte sus datos.

Ya tengo mi base de datos de clientes, ¿ahora qué?

Una vez tengas tu base de datos de clientes, tanto de los que ya tienes como de aquellos que te gustaría conseguir, debes empezar a explotar todos los canales para llegar hasta ellos, eso sí, como todo, de forma organizada y habiendo pensado al milímetro la campaña que quieres desarrollar.

Algunos de los canales más usuales son:

  • Envío de newsletter de manera periódica. Forma muy efectiva para recordar a tus clientes actuales promociones puntuales y para captar a los potenciales.
  • Llamadas telefónicas para toma de contacto con los clientes potenciales.
  • Aunque, con la introducción de las nuevas tecnologías, cada vez es menos usado, dependiendo al sector que te estés dirigiendo, aún sigue siendo muy efectivo el envío de información sobre tus servicios a través de correo ordinario.

Por último, recordarte algo muy importante y es que tan necesario es llenar de clientes tus bases de datos como limpiarlas periódicamente y eliminar aquellos que ya han demostrado de forma abierta que no les interesan tus servicios o productos, recuerda que el machaque constante no es una buena vía de acceso.