Tag: Bonificación para la conciliación familiar de los autónomos

Bonificación para la conciliación familiar de los autónomos

Bonificación para la conciliación familiar de los autónomos

 

Los acontecimientos acaecidos en los últimos años en nuestro país, han hecho virar significativamente los modelos laborales y familiares de forma que, por ejemplo, ha aumentado el número de altas en autónomos en busca del autoempleo o la incorporación al mundo laboral por parte de la mujer ha notado también un considerable aumento.

En un mundo en el que pasamos la mayor parte del tiempo fuera de casa por motivos laborales se hace muy dificultosa la labor de ejercer, por ejemplo, como padres, teniendo que echar mano de otras alternativas o, en última instancia, de los abuelos que se han convertido en el referente de nuestro país para mantener la unidad familiar.

Es por esto que el Gobierno ha implantado algunas medidas para propiciar o favorecer la conciliación familiar y laboral, en este caso, de los autónomos a través de una bonificación.

Hoy, en Mi Economista, queremos explicar de qué trata la bonificación para la conciliación familiar y cuáles son los requisitos del Gobierno para poder acceder a ella.

La bonificación para la conciliación familiar para los autónomos se realiza directamente sobre la cuota de autónomos, bonificando un 100% de la cuota durante 12 meses por contingencias comunes y permitirá al autónomo una reducción de la jornada laboral.

Para poder acceder a esta reducción de jornada y bonificación en la cuota de autónomos, como es lógico, el autónomo en cuestión necesita cumplir una serie de requisitos.

El primero de ellos es básico y es el motivo clave de esta bonificación, el autónomo o la autónoma deberá tener un hijo menor de 7 años o un familiar dependiente de hasta segundo grado. Esta bonificación se podrá pedir sólo una vez por persona, es decir, si pasado un tiempo se tiene otro hijo, se podrá volver a pedir y si el hijo pasa de los 7 años durante la bonificación, esta se mantendrá hasta cumplir los 12 meses.

Además, el autónomo que se acoja a esta bonificación deberá seguir dado de alta en el RETA durante la bonificación y los seis meses siguientes a su finalización.

El autónomo deberá suplir su reducción de jornada con la contratación de un trabajador con un contrato mínimo del 50% de la jornada laboral durante, al menos, todo el periodo bonificado y, en caso de cese, dispondrá de 30 días para buscar otro trabajador.

En el momento de la solicitud de la bonificación para la conciliación familiar ni en los 12 meses anteriores a esta, el autónomo no puede haber tenido a ningún trabajador contratado a excepción de contratos por sustitución por maternidad/paternidad, riesgo de embarazo o lactancia.