Tag: Autonomos

Darse de baja en autónomos en verano

Darse de baja en autónomos en verano

Hemos entrado de lleno en esos meses del año en los que se suele colgar el cartel de “Cerrado por vacaciones”, esto, para muchos, es una alegría, tiempo de ocio y de disfrutar de la familia mientras desconectas del trabajo.

Sin embargo, para otros tantos, cuando llegan los meses de verano, empiezan a temblar y es que, si tu negocio depende, por ejemplo, de dar servicio a otras empresas, el cartel de “Cerrado por vacaciones” significa una bajada considerable en la producción y que tus ingresos como autónomo se vea considerablemente mermado.

Es en este punto donde muchos autónomos se plantean la idea de darse de baja en autónomos en verano de forma que, ante la previsión de pocos a ningún ingreso, al menos, ahorrarse la cuota de autónomos.

Pero… ¿es realmente factible darse de baja en autónomos en verano?.

La respuesta, como para casi todo, es que depende, depende de tus condiciones, de tu tipo de negocio y de los posibles inconvenientes que pueden resultar de darse de baja en autónomos sin considerarlo todo de manera global.

La ventaja de darse de baja en autónomos en verano es obvia y, además, única, es decir, la única ventaja es que dejarás de pagar la cuota de autónomos durante el tiempo que estés de baja.

La parte de las desventajas viene dada exclusivamente por tu situación particular.

Por ejemplo, si en el momento de querer darte de baja te encuentras percibiendo una bonificación como puede ser la tarifa plana de la cuota de autónomos, darte de baja para, una vez acabado el verano, volver a darte de alta te supondrá perder parte de esta bonificación. Además, si al darte de alta capitalizaste la prestación por desempleo, esta dejará de estar exenta de tributación en IRPF, lo que puede suponer en coste muy importante.

También deberás considerar como inconveniente el si deberás seguir manteniendo algún tipo de gasto a pesar de estar dado de baja. Por ejemplo y a pesar de ser un gasto a pequeña escala, lo lógico es que, a pesar de darte de baja en autónomos, no des de baja tu línea de móvil que usas para el trabajo. Haz una lista de cuántos de este tipo de gastos vas a seguir manteniendo a pesar de no usarlos y ten en cuenta que no podrás deducírtelo en tu próximo trimestral pues corresponden a un periodo en el que estas dado de baja.

Por último, está un inconveniente que afecta menos al bolsillo pero que no deja de ser, al menos, una molestia y no es otro que todo el proceso burocrático para darse de baja en autónomos y, por supuesto, volver a darte de alta acabado el verano.

Como siempre, valora tu situación y, sobre todo, haz números y corrobora si ciertamente puede resultar ventajoso darse de baja en autónomos en verano, no te dejes llevar sólo por el ahorro en la cuota de autónomos.

3 razones para implantar la jornada intensiva

3 razones para implantar la jornada intensiva

Con la llegada del verano llega una de las preguntas estrella en cualquier oficina… ¿habrá este año jornada intensiva?. Desde Mi Economista, el portal de autónomos y emprendedores, queremos darte 3 razones para implantar la jornada intensiva en tu empresa.¡¡Toma nota!!

¿Es rentable la jornada intensiva?

Esta pregunta es básica para poder o no implantar la jornada intensiva, ya que no todos los negocios pueden permitirse este cambio de horario, en concreto, los negocios con atención al público como restaurantes o tiendas. El resto de negocios son susceptibles de incluir la jornada intensiva, salvo ciertos casos concretos que no puedan permitirse este cambio horario por algún tema muy específico y que habría que analizar de forma individualizada.

¿Puedo ahorrar con la jornada intensiva en mi negocio?

Esta es la primera de las 3 razones para implantar la jornada intensiva en tu negocio, ya que las facturas de luz y agua bajarán de forma considerable durante los meses de jornada intensiva.

Una de las 3 razones para implantar la jornada intensiva es que tanto tú como tus empleados podáis tener más horas del día de descanso y de ocio, algo que se traducirá en más motivación y menos cansancio acumulado o, lo que es lo mismo, más productividad. Una palabra que a todos los empresarios, autónomos y emprendedores nos encanta.

Otra de las 3 razones para implantar la jornada intensiva es diferenciarte de tu competencia y dar un valor añadido a tu empresa, esto atraerá el talento a tu empresa, los grandes profesionales querrán trabajar en tu empresa porque se sentirán mucho más valorados. Serás un negocio o una empresa que, además, apuesta por la conciliación familiar. Más puntos para tu negocio.

Como ves, implantar la jornada intensiva en tu negocio puede ser una buena idea para aumentar la confianza, la motivación y mejorar la autoestima de tus empleados. A su vez, te ayuda a ahorrar en tus facturas de suministros, todo ventajas.

Eso sí, te recomendamos que si, finalmente, implementas la jornada intensiva en tu negocio, lo planifiques correctamente y que avises a tus clientes con suficiente tiempo para que ellos también puedan adaptarse a tu nuevo horario y que puedan tener tiempo suficiente para que tu nuevo horario no afecte negativamente a la comunicación entre vosotros o a las fechas de entrega de los proyectos.

Como casi todo en la vida, con buena organización y sentido común todo puede ser viable y, en este caso, además, una gran idea.

¡¡Feliz verano!!

 

 

Actualmente el autoempleo es una opción muy demandada por muchas de las personas de nuestro país pero es importante, antes de tomar una decisión, saber algo. ¿Estoy preparado para comenzar un proyecto empresarial?

¿Estoy preparado para comenzar un proyecto empresarial?

Actualmente el autoempleo es una opción muy demandada por muchas de las personas de nuestro país pero es importante, antes de tomar una decisión, saber algo. ¿Estoy preparado para comenzar un proyecto empresarial?

Muchas veces el autoempleo surge de una necesidad que nos llega después de un despido, otras veces, simplemente, la ilusión de avanzar y dar un paso diferente en tu carrera profesional, otras veces es una necesidad de seguir creciendo pero, sea como sea, siempre tiene un denominador común, la necesidad de estar preparado para ello.

¿Cómo puedo saber si estoy preparado para comenzar un proyecto empresarial?

Cuando pensamos en montar nuestro propio negocios, a veces, la ilusión nos nubla y no somos capaces de ver la realidad y, con ello, de analizar si nuestro proyecto es o no viable, por eso, hoy desde Mi Economista queremos ayudar con una serie de preguntas sencillas a todos aquellos autónomos que se han preguntado alguna vez si estoy preparado para comenzar un proyecto empresarial.

Una de las primeras preguntas que debemos hacernos es si, poniendo toda la carne en el asador por nuestra parte, hay posibilidades reales de que el proyecto salga bien. Un proyecto es un reto, pero necesitamos saber si realmente el reto es alcanzable. Para ello debemos de poder analizar nuestros puntos fuertes y no tan fuertes como profesional pero también a nivel personal, ya que un proyecto empresarial afecta en parte también a nuestra vida personal.

La siguiente pregunta parece ser igual que la anterior, ¿Soy capaz de llevar a cabo este proyecto? Esta pregunta está pensada únicamente con la intención de identificar todas las carencias que pueden hacer tambalear el éxito de tu proyecto y, una vez identificadas, como puedes gestionarlas y solucionarlas.

¿Me merece la pena? Esta pregunta es, sin duda, la más subjetiva de todas, dependerá mucho de factores que tal vez no controles ni tú, como tu situación financiera actual, tu situación de pareja o familiar. Es importante que seas realista y sepas que empezar un proyecto empresarial requiere de mucho esfuerzo y trabajo y que, una vez empieces con ello, todas las horas que le dediques serán pocas. Por eso, cuando compares tus horas de trabajo y, por ejemplo, tus ganancias, es importante que no desesperes y que sepas darte un tiempo prudencial. ¿Te merece más la pena esto o volver a trabajar por cuenta propia y terminar tu jornada laboral cada tarde y olvidarte hasta el día siguiente de todo?. Esta, sin duda, es una pregunta que tendrás que contestar después de haber reflexionado mucho.

Después de estas tres preguntas, solo te queda la definitiva, ya juegas con toda la información y tienes sobre la mesa todas las cartas de la baraja, ahora solo queda saber si realmente sabiendo ahora lo que sabes quieres seguir o no adelante y llevar a cabo tu proyecto. La pregunta es sencilla ¿Quiero hacerlo?

Después de este análisis a nivel personal es importante también poder contar con un análisis profesional y un plan de negocio que pueda aportar números a tus ideales y que sea capaz de poner aun un poco más de realidad a tu proyecto.

Si este es tu caso, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos a dar el último paso en tu proyecto para hacer realidad este bonito sueño.

Speed Networking

Erasmus para emprendedores

 

Muchos de nosotros hemos oído hablar de los Erasmus, incluso, muchos de nosotros lo hemos sido. Una gran ventaja en el momento de nuestros estudios universitarios para mejorar idiomas, conocer otros países y aumentar nuestros contactos sociales.

Muchas personas, incluso, tienen una gran espinita clavada con el Erasmus, ya que por ciertos motivos personales, mientras estaban cursando sus estudios universitarios, no pudieron acceder a una beca Erasmus.

¿Qué te parece si pudieras, como emprendedor, sacarte esta espinita? Pues esto ya es posible, ahora los Erasmus para emprendedores son reales y ofrecen un sinfín de ventajas para todos los autónomos y emprendedores que quieren dar un giro de 180 grados a su negocio y, además, abrir mercado internacional.

Si ya te habías planteado la posibilidad de aumentar tu cartera de clientes a nivel internacional, los Erasmus para emprendedores son una elección muy interesante para ti, te contamos cómo funcionan.

La cámara de comercio de Barcelona pretende, gracias a este plan de Erasmus para emprendedores, favorecer los contactos y los intercambios de servicios y productos entre diferentes profesionales en diferentes países de la unión Europea.

Este plan estará activo, en principio, hasta el 2018 y la duración del Erasmus para emprendedores durará entre uno y seis meses, donde podrás acoger a un emprendedor de otro país o ser tú el acogido.

Este plan para emprendedores y autónomos lleva funcionando desde el año 2009 y hasta el momento se han llevado a cabo más de 4.000 intercambios y han participado más de 7.000 emprendedores que, gracias a este plan, han podido aumentar sus conocimientos de venta internacional. Y no sólo de venta internacional, ya que podrás aprender de aquellos empresarios más veteranos que adoptan a emprendedores noveles y que quieren compartir con ellos toda su experiencia y sabiduría. Todo un master para autónomos y emprendedores.

Este plan de Erasmus para emprendedores está dirigido para pequeñas empresas y pymes, si este es tu caso, podrás informarte de todo lo necesario en la Cámara de Comercio de Barcelona, ya que son ellos los encargados de seleccionar a los profesionales y supervisar todo el proceso.

Como sabéis, desde Mi Economista, nos gusta poder informar de beneficios y novedades que afectan no sólo a los autónomos, sino también a los emprendedores y a las Pymes y nos parece que este plan puede ser realmente interesante para muchos emprendedores que comienzan con su negocio y que tienen una previsión y una prospección de ampliar su negocio más allá de nuestras fronteras.

 

Bonificación para la conciliación familiar de los autónomos

Bonificación para la conciliación familiar de los autónomos

 

Los acontecimientos acaecidos en los últimos años en nuestro país, han hecho virar significativamente los modelos laborales y familiares de forma que, por ejemplo, ha aumentado el número de altas en autónomos en busca del autoempleo o la incorporación al mundo laboral por parte de la mujer ha notado también un considerable aumento.

En un mundo en el que pasamos la mayor parte del tiempo fuera de casa por motivos laborales se hace muy dificultosa la labor de ejercer, por ejemplo, como padres, teniendo que echar mano de otras alternativas o, en última instancia, de los abuelos que se han convertido en el referente de nuestro país para mantener la unidad familiar.

Es por esto que el Gobierno ha implantado algunas medidas para propiciar o favorecer la conciliación familiar y laboral, en este caso, de los autónomos a través de una bonificación.

Hoy, en Mi Economista, queremos explicar de qué trata la bonificación para la conciliación familiar y cuáles son los requisitos del Gobierno para poder acceder a ella.

La bonificación para la conciliación familiar para los autónomos se realiza directamente sobre la cuota de autónomos, bonificando un 100% de la cuota durante 12 meses por contingencias comunes y permitirá al autónomo una reducción de la jornada laboral.

Para poder acceder a esta reducción de jornada y bonificación en la cuota de autónomos, como es lógico, el autónomo en cuestión necesita cumplir una serie de requisitos.

El primero de ellos es básico y es el motivo clave de esta bonificación, el autónomo o la autónoma deberá tener un hijo menor de 7 años o un familiar dependiente de hasta segundo grado. Esta bonificación se podrá pedir sólo una vez por persona, es decir, si pasado un tiempo se tiene otro hijo, se podrá volver a pedir y si el hijo pasa de los 7 años durante la bonificación, esta se mantendrá hasta cumplir los 12 meses.

Además, el autónomo que se acoja a esta bonificación deberá seguir dado de alta en el RETA durante la bonificación y los seis meses siguientes a su finalización.

El autónomo deberá suplir su reducción de jornada con la contratación de un trabajador con un contrato mínimo del 50% de la jornada laboral durante, al menos, todo el periodo bonificado y, en caso de cese, dispondrá de 30 días para buscar otro trabajador.

En el momento de la solicitud de la bonificación para la conciliación familiar ni en los 12 meses anteriores a esta, el autónomo no puede haber tenido a ningún trabajador contratado a excepción de contratos por sustitución por maternidad/paternidad, riesgo de embarazo o lactancia.

Cómo conseguir la incapacidad temporal

Cómo conseguir la incapacidad temporal

 

Hemos escuchado en infinidad de ocasiones a modo de broma que los autónomos están dotados con un gen especial, el gen del autónomo, el cual les permite la heroicidad de no enfermar nunca, sin embargo, la realidad es bien distinta y, como cualquier ser humano, el autónomo también enferma, ya sea por una enfermedad común o por una enfermedad derivada de su propio trabajo.

Sin embargo, la situación es bien distinta cuando el enfermo es un autónomo en comparación con un trabajador por cuenta ajena, principalmente, porque su negocio y, por tanto, su economía dependen en exclusiva del autónomo y por la sensación de desamparo al no poder delegar sus responsabilidades a un tercero.

Es en este momento cuando un autónomo debe saber cómo conseguir la incapacidad temporal para que su baja afecte lo menos posible a su negocio y su estabilidad económica.

Hoy, en Mi Economista, os explicamos cómo conseguir la incapacidad temporal y la documentación que se debe entregar para llevar a cabo el proceso.

Una vez se obtiene la baja médica, el autónomo o, en su defecto, una persona debidamente autorizada por el autónomo, deberá dirigirse a la mutua que le corresponda o, incluso, a una Oficina de Atención de la Seguridad Social.

Los documentos necesarios para pedir la incapacidad temporal y que el autónomo deberá presentar son los partes de baja médica, el DNI, los justificantes de pago a la seguridad social de los últimos tres meses, el formulario de solicitud habiendo firmado y completado todos los datos que en este se piden, este formulario te lo podrá facilitar la propia mutua o, incluso, descargártelo haciendo click aquí, y, por último, la declaración de situación de la actividad.

Este último documento que también puedes descargarte haciendo click aquí tiene la finalidad de estipular en qué estado quedará el negocio durante el tiempo que dure la baja temporal de la persona autónoma, bien que este pasará a ser gestionado por una tercera persona o su actividad será cesada durante el tiempo de la baja.

Además, para poder conseguir la incapacidad temporal, se deben cumplir con los siguientes requisitos:

Por supuesto, estar dado de alta en el RETA y encontrarse al corriente de pago en las cuotas aunque, en el caso de que este último punto no se cumpla, se dispondrá de un mes para abonar el impago.

Y, como último requisito, para las contingencias comunes, el autónomo deberá haber cotizado, al menos, 180 días en los últimos 5 años, siendo, por otro lado, voluntaria la cotización por contingencias profesionales.

¿Cómo hacer una factura?

¿ Cómo hacer una factura ?

 

Cómo hacer una factura correctamente y que tenga validez legal puede ser una pregunta muy obvia pero, en muchos casos, cuando una persona se convierte en autónomo, algo tan sencillo se puede convertir realmente en algo complicado.

Lo cierto es que, a lo largo de los años que pasamos formándonos, no existe “asignatura” alguna que te eduque a ser autónomo y, por lo tanto, no tienes por qué saber cómo hacer una factura, es por esto que hoy, MiEconomista, te enseña cómo hacer una factura y, lo más importante de todo, que dicha factura tenga validez.

En primer lugar, aunque pensemos que una factura es lo que es y no tiene más vuelta de hoja, la realidad es que existen muchos tipos de factura dependiendo de su contenido o su validez, podemos encontrarnos así con facturas rectificativas, facturas recapitulativas, Pro-forma, Simplificadas y, así, un largo etcétera. Hoy nos centraremos en cómo hacer una factura ordinaria.

Comenzaremos con el contenido obligatorio de toda factura ordinaria, lo primero es que en una factura es necesario incluir el número de factura (numeración que deberá ser correlativa), y si es necesario, podemos crear varias series de facturas, esto puede ser útil si como empresario tenemos varias actividades diferenciadas, o varios centros de trabajo que emiten facturas.

 También es necesario incluir la fecha de factura y tanto los datos fiscales del emisor de la factura como los del receptor, es decir el nombre completo, el domicilio fiscal y el NIF.

En cuanto al nombre completo, nos referimos a la denominación social de la empresa, si es una sociedad (S.L. o S.A. por ejemplo), o si es una persona física, el nombre y los apellidos. Se puede poner como dato adicional la marca comercial con la que se conoce la empresa, pero la denominación “oficial” siempre debe de constar en la factura.

También deberemos incluir la relación de los bienes o servicios suministrados, detallados con sus importes, esto es lo que se llama el concepto, es decir, el motivo por el que se emite la factura. El concepto debe de ser claro y entendible, pues es el que va a determinar la deducibilidad de la factura.

En la factura también se debe incluir la suma de todos los conceptos, es decir el importe final, lo que fiscalmente se denomina Base imponible (BI), hay detallar el tipo de IVA y desglosar su importe, detallar el tipo de IRPF (ambos calculados sobre la BI), si en tu caso fuera obligatorio y, por último, el importe final con el IVA y el IRPF incluido, es decir, el total a pagar.

De la pregunta, cómo hacer una factura, hasta este momento ya habríamos completado la parte de saber qué contenido de una factura es necesario introducir, ahora bien, ¿en qué orden deberíamos presentar esta información?

La ley no estable un orden determinado, ni un formato concreto que deban de tener las facturas, pero lo lógico es poner primero los datos identificativos, (emisor y cliente), después las diferentes líneas de concepto, y finalmente los totales, tanto de BI, como el IVA e IRPF y el total a pagar. Si el que emite la factura es una sociedad, deberá hacer constar los datos registrales de la sociedad, lo que se suele hacer al pie de la factura.

Por último, aunque no se trata de un dato obligatorio que debe constar en una factura ordinaria, resulta muy útil incluir en la factura la fecha y la forma de pago. Si recibimos una factura que debemos de pagar por transferencia bancaria, sí que es necesario que en la misma factura se indique el número de cuenta donde se debe efectuar el pago para que este tenga efectos liberatorios plenos.

Cómo  hacer una factura resulta más sencillo de lo que en un principio pueda parecer, sin embargo, si quieres estar 100% seguro de que tu factura es totalmente correcta y válida, en ContaAuto Web contamos con un módulo de facturación con el que podrás realizar tus facturas y personalizarlas con el logotipo de tu negocio de una manera rápida y sencilla

3 Técnicas de relajación para emprendedores

3 Técnicas de relajación para emprendedores

Un cliente te acaba de llamar para cortar el contrato de servicios que os unía, has recibido un email de tu proveedor que retrasa el envío que tanto esperabas, te acaban de poner una multa entregando un paquete o visitando a un cliente o, simplemente, estas a día 15 del mes y ves que la facturación no está siendo lo que esperabas. Para combatir estos momentos dramáticos del día a día de un autónomo traemos 3 técnicas de relajación para emprendedores.

Antes de nada, es importante que sepas que el estrés es un mal de muchos y que el 90% de los emprendedores lo sufren, pero no porque sea un mal común vamos a justificarlo y, mucho menos, hacerlo un socio más de nuestro negocio. Desde Mi Economista hemos seleccionado estas 3 Técnicas de relajación para emprendedores para que puedas afrontar estos problemas del día a día de forma más positiva y combatir el estrés de forma más sencilla.

Además de actividades que pueden ayudarte a gestionar mejor tu estrés laboral como el Yoga, el deporte o la meditación, queremos centrarnos en técnicas que puedas llevar a cabo en el momento justo que empiezas a notarte agobiado, estresado o con falta de concentración o motivación.

Relajación progresiva

La primera de nuestras 3 técnicas de relajación para emprendedores es una técnica de respiración que te podrá ayudar en situaciones concretas de nerviosismo. Para ello, es importante que busques un lugar donde puedas sentarte lo más cómodo posible en tu oficina y cierres los ojos.  Aspirar por la nariz durante 5 segundos e ir tensionando los músculos de nuestro cuerpo desde los pies hasta la cabeza e ir soltando el aire por la boca durante 3 segundos. Es importante que aunque notes mejoría a la altura de las rodillas, continúes el ejercicio completo.

El suspiro

Esta segunda técnica puede parecer demasiado básica y absurda pero es muy sencilla de poder realizar en nuestro lugar de trabajo y nos ayudará a sentirnos menos nerviosos o alterados.

Para ello tendrás que respirar normalmente pero al expulsar el aire deberás emitir un sonido de suspiro forzado, con 10 repeticiones notarás un gran alivio.

Del 10 al 0

Terminamos con esta divertida técnica nuestra lista de 3 técnicas de relajación para emprendedores que, además, podrás realizar sin levantarte de tu mesa, cierra los ojos y cuenta desde el 10 al 0. En cada número deberás hacer una respiración profunda y soltar el aire despacio por la boca. Al llegar al 0 te sentirás más relajado, de no ser así puedes comenzar de nuevo el ejercicio.

¿Se pueden deducir las multas?

¿Se pueden deducir las multas?

Muchas veces nuestros clientes se ponen en contacto con nosotros para preguntarnos, lo que podríamos llamar, la gran pregunta del millón, y no es más que si se pueden deducir las multas. Nuestra respuesta siempre es la misma, no, no se pueden deducir las multas ni las sanciones ni tampoco los recargos.

Muchas veces los autónomos usan su coche, por ejemplo, como una herramienta de trabajo, entregas muy rápidas, reuniones con clientes que se alargan y se pasan los plazos de los parquímetros, recargos en liquidaciones administrativas y un largo etcétera de gastos que realmente afectan día a día a los autónomos y emprendedores de nuestro país, pero que no se pueden, en ningún caso, incluir en nuestros gastos y deducirlo en nuestra cuenta.

La razón por la cual no se pueden deducir las multas no es más que por el hecho de que al recibir una multa se ha cumplido con una ilegalidad, ya sea exceso de velocidad o aparcar indebidamente, si es de tráfico, no cumplir con los plazos de pago de nuestra liquidación trimestral, en el caso de los recargos de Hacienda y así con todos los ejemplos, por tanto, la ley no puede ofrecer en contrapartida una ventaja fiscal para aquellas personas que han cometido esta ilegalidad, sea del tipo que sea y, en consecuencia, no se pueden deducir las multas recibidas como autónomo.

Otra cosa distinta son los intereses de demora que suelen venir acompañados en ciertas sanciones de Hacienda o Seguridad Social (cuando nos hemos retrasado en el pago de un impuesto), que, al tener un carácter financiero, sí que es un gasto deducible.

Lo único que se puede hacer como autónomo cuando se recibe una multa es revisar si hay opciones de poder recurrir y, de no ser así, apelar si es posible al pronto pago donde, en muchos casos, podemos ahorrarnos hasta un 50% de la multa inicial.

En el caso de las multas, da igual si eres autónomo, una sociedad o un ciudadano de a pie, no tendrás más remedio que contar con un gasto más ese mes que, además, por desgracia, suele venir sin avisar.

Es muy común que entre los autónomos aparezcan dudas de este carácter ya que continuamente se producen infinidad de cambios que, además, no tienen conceptos claros y que habitualmente no son comprendidos por los autónomos y tienen que acabar consultando a su gestor para poder aclarar estas dudas tan frecuentes.

Por eso, en Mi Economista, hemos creado SALCA, la gestoría para autónomos y emprendedores low-cost donde además de la presentación de tus impuestos se incluye un servicio de asesoramiento donde puedes remitirnos todas las preguntas y consultas que se refieran a tu actividad profesional como autónomo.

Como conclusión final a esta gran pregunta sobre si se pueden deducir las multas, solo podemos decirte que más vale prevenir que curar y que, en este caso, no hay nada mejor como evitar en todo caso que nos pongan una multa, sanción o recargo, sea del tipo que sea.

App para autónomos

App para autónomos

Cada vez son más las personas que usan su Smartphone para obtener toda la información necesaria para su día a día y esto lo hacen desde un sinfín de app de diferentes, temáticas que puedan cubrir todas las necesidades que surgen.

Hoy, desde Mi Economista, queremos hacer una recopilación de app para autónomos que nos hagan la vida más sencilla y nos ayuden a ahorrar tiempo y dinero gracias a la rapidez que nos ofrecen los Smartphone.

Uno de los problemas que más afectan a los autónomos es la gasolina, un gasto que todos los autónomos tienen cuando visitan a sus clientes o a sus proveedores, por eso, poder contar con una app que nos indique en qué gasolineras podemos encontrar el combustible más barato es una magnifica ayuda. Una forma de ahorrar dinero y, sobre todo, tiempo, ya que podemos ordenar las gasolineras por cercanía.

Una de las mejores app de esta temática es la app Gasall,  disponible para iOs y de coste cero.

Además de esta, podemos encontrar otras como Gasoil o CombusFree, también disponibles para iOs.

Q-Tax es una de las app para autónomos imprescindibles, si bien es bastante reciente y como único fallo podemos decir que su base de datos aún no es muy amplia. ¿Cómo puede ayudarnos Q-Tax en nuestra vida diaria como autónomos? Esta App para autónomos nos ofrece transformar los tickets en facturas de forma sencilla, siempre y cuando la empresa también tenga esta app, algo que puedes consultar en la aplicación de forma sencilla.

De esta forma, podrás hacer de los tickets habituales de cafés o pequeños gastos de empresa una factura y poder deducirte el IVA sin problemas. Esta app ofrece las 10 primeras facturas totalmente gratis, después cada transformación tiene un gasto de 35 céntimos.

Otra app similar a Q-Tax es IVAFree, es más, los desarrolladores de esta app para autónomos aseguran que gracias a esta App podrás tener un ahorro fiscal de 800 euros anuales. Sin duda alguna, es un eslogan que no nos deja lugar a duda para comenzar a descargar esta app que, al igual que la anterior, transforma tickets a facturas.

Para finalizar con esta primera recopilación de App para autónomos, no podemos olvidarnos de Evernote, una de las app más famosas que nos ofrece una agenda para apuntar todo lo necesario, incluir fotos e, incluso, audios. Una herramienta que puede ser de gran ayuda a la hora de hacer visitas comerciales y no olvidar ningún detalle, además nos permite tener siempre presente los proyectos, visitas, etc.

Dale vida a tu Smartphone y sácale todo el jugo que las app para autónomos te ofrecen en este momento.