¿Por qué necesito un Financiero?

Si a un médico le preguntas si son necesarios los médicos, ya sabemos lo que contestará, lo mismo que si se lo preguntas a un abogado, a un ingeniero, incluso a un político. Todos dirán que su profesión es muy importante.

Por lo tanto no voy a intentar convencerte de por que un financiero es muy importante, sino, voy a tratar de explicar para que sirve, y porque considero, que toda empresa necesita disponer de los servicios de un buen financiero.

Absolutamente TODAS las empresas (y cualquier tipo de organización) tienen el mismo objetivo, ofrecer algún bien o servicio a sus clientes. Las empresas, a diferencia de otro tipo de organizaciones, además quieren ganar dinero. Lo cual es totalmente legítimo, aunque a veces, parece que se nos olvide.

Para conseguir sus objetivos, las empresas, realizan una serie de gastos, contratan personal, alquilan locales, compran materias primas,…con la esperanza de poder vender su bien o servicio. La diferencia entre sus gastos y sus ingresos, es lógicamente el beneficio que obtienen.

Hace algún tiempo, me llamaron de una empresa de logística, por que sin saber el motivo, de repente se encontraba con un grave problema de liquidez, no tenían dinero para pagar sus proveedores. Lo primero que les pregunté era: “¿ganáis dinero?”, a lo que su respuesta fue: “hasta ahora no nos había faltado el dinero”. Después de un par de días trabajando y analizando sus cuentas, mi conclusión fue clara: “en el último año habéis perdido más de un millón de euros, por que vuestros costes no han hecho más que aumentar, y los precios de venta no han hecho más que bajar”. Habían confundido liquidez con rentabilidad, y además no habían sido capaces de ver lo que estaba pasando en su negocio.

El gerente de una empresa tiene que ser el especialista en su negocio, es el que más tiene que saber del producto o servicio que vende. Pero lo que no podemos pretender es que el solito sepa de todo. No tiene por qué ser el mejor técnico, el mejor comercial, el mejor informático, el mejor contable y el mejor financiero. Se tiene que apoyar en un equipo. Si la empres es muy grande, puede tener departamentos para cada una de estas funciones. Y si la empresa es pequeña, puede hacer personalmente alguna función, tener personal propio para otras, y colaboraciones externas para otras que requieren menos dedicación (pero que no son menos importantes).

Lo que puede ofrecer un financiero es básicamente un apoyo a la dirección general, en diferentes ámbitos:

-          Ayuda a la toma de decisiones en base a la generación de información útil, basada en la contabilidad analítica, control de gestión, planes de negocio, estudios de viabilidad. Si tenemos buena información, podemos tomar buenas decisiones.

-          Organización y dirección administrativa, para el cumplimiento de todas las obligaciones legales, de contabilidad, cuentas anuales, impuestos, contratación de personal. Siempre con el objetivo de optimizar los procesos.

-          Financiación, control y seguimiento de toda las gestión financiera, tanto a nivel de gestión de tesorería, pool bancario, estructura financiera, negociación bancaria, proyecciones financieras, presupuesto de tesorería. Siempre anticipándonos a lo que pueda pasar en el futuro, para solucionar los problemas antes de que estos sean demasiado graves.

-          Gestión de riesgos de clientes. Para evitarnos sustos. Yo siempre digo que el buen cliente, no es aquel que nos compra mucho, sino aquel que nos paga todo lo que compra en tiempo y forma.

-          En general todo lo que puede suponer la gestión, económica, administrativa y financiera de la empresa.

Estas funciones las puede realizar alguien interno a la empresa, o se puede contar con la colaboración de profesionales externos, O lo que es más habitual una mezcla de ambos. Es muy habitual tener un asesor fiscal que nos presenta los impuestos, y un contable interno que lleva los números. Pero también se puede contar con la colaboración de un Director Financiero externo que dé coherencia a todas estas funciones, de modo que se lleve a cabo una gestión económica-financiera óptima.

Ignacio Pedrosa

Mi Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>