Obligaciones formales en la empresa. Nombre Sociedad y Nombre Comercial

Las personas cuando nacemos, siempre tenemos un nombre, incluso muchas veces antes de nacer. El nombre es algo que siempre se tiene que elegir con cuidado, lo tendremos para toda la vida. En las sociedades, al igual que las personas, tienen un nombre, pero para las sociedades hay que tener en cuenta una serie de cuestiones, que vamos a tratar de explicar.

Lo primero que hay que distinguir es entre el nombre de la sociedad y el nombre comercial, puede coincidir y que sea el mismo, pero puede ser totalmente distinto.

El nombre comercial, como es lógico deducir, es el nombre y la imagen (logo, tipos de letras etc…) que estamos ofreciendo a nuestros clientes, proveedores, con el objetivo de dar a conocer nuestra marca, diferenciarnos y que se nos identifique con el producto o servicio que queremos vender. No es necesario disponer de un nombre comercial, pero siempre es recomendable, y para cierto de tipo de empresa de carácter comercial se convierte en imprescindible, si queremos tener éxito.

El nombre comercial, la marca, logo, imagen etc normalmente la diseñan expertos en marketing, esto que a priori parece algo muy caro, no tiene por qué serlo, y a veces es suficiente con contratar empresas que se ofrecen por internet, y por menos de 500 € podemos tener nuestra marca comercial e imagen. Por supuesto no es necesario acudir a terceros y si tenemos un espíritu creativo podemos diseñar nosotros mismos todo lo necesario para tener una buena imagen comercial.

Un vez que tenemos el nombre comercial, marca, logo etc es muy recomendable registrarlo, esto lo podemos hacer en cualquier momento. Pero si no lo hacemos, pueden pasar dos cosas. Que cuando vayamos a registrarlo nos encontremos con la desagradable sorpresa de que ya estaba registrado, o que algún “listillo” si ve nuestra imagen y le gusta, pues que se nos adelante y la registre en su nombre. Una vez que tenemos registrada la marca a nuestro nombre ya nadie podrá usarla. Existen multitud de empresa que se dedican al registro de patentes y marcas, y por un coste aproximado de unos 800 € podemos tenerlo hecho. Así que la decisión de cuando hacerlo depende enteramente de los riesgos que quieras correr, y del esfuerzo que te pueda suponer la promoción de tú marca-logo-imagen.

En cuanto al nombre de la sociedad, o con la terminología legal, denominación social, es algo más “serio”. Pues uno de los papeles que te exigirá en notario, para constituir la sociedad, es el certificado del registro mercantil de reserva de la denominación social.

La denominación social, tiene por tanto eficacia jurídica, es por tanto el nombre “oficial” de la sociedad, que insisto, no tiene por qué coincidir con la marca comercial.

La obtención de la denominación social es un procedimiento relativamente sencillo, en la página web del registro mercantil central (http://www.rmc.es) está toda la información necesaria para obtenerlo, y simplemente destacar lo siguiente:

-          La solicitud del nombre deberá realizarlo alguna persona jurídica o física que luego será socio de la sociedad.

-          La reserva del nombre tiene un plazo de caducidad, por lo que si no se constituye la sociedad en ese plazo, se deberá solicitar de nuevo la reserva de denominación.

-          Hay muchísimos nombre registrados, por lo que es fácil que el nombre que solicitemos ya esté registrado, además por el simple hecho de que el nombre sea demasiado parecido a otro registrado nos rechazarán nuestro nombre. En la propia web del registro dan una serie de consejos, adicionalmente, yo recomiendo, para evitar estos problemas varias cosas:

  • Buscar en google el nombre que queremos registrar a ver si a aparece alguna empresa con ese nombre.
  • También a través de internet, buscar en el propio registro mercantil sociedades con el nombre que nos interesa, para esto también nos pueden servir las empresas de informes comerciales. Si simplemente buscamos el nombre, y no compramos ningún informe esto no nos costará nada.
  •  Elegir nombre raros, cuanto más raro mejor (al menos en este aspecto)
  •  Puesto que en la solicitud del nombre se pueden indicar hasta tres nombres (nos darán el primero de los solicitados que esté disponible), esto hay que aprovecharlo y que los tres nombres no se parezcan demasiado.

-          El coste del certificado del registro tiene un coste insignificante, del entorno de los 20€, pero si lo tenemos que pedir varias veces, por caducidad o por rechazo, se tiene que volver a pagar.

-          El Registro tarda pocos días en enviar el certificado, algo menos de una semana, pero se tiene que tener en cuenta para organizar la firma en el notario.

Una vez que tengamos el certificado del registro, junto con otra documentación que comentaré en futuros artículos, ya estaremos preparados para ir a la notaria para constituir la sociedad.

Ignacio Pedrosa

Mi Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>