Obligaciones formales en la empresa. Tipo Sociedad y Organo de Administración.

Una vez que ya tenemos claro los prerrequisitos previos, que hablamos en anteriores publicaciones, como son el pacto de socios, y el nombre de la sociedad estamos ya en disposición de poder crear la sociedad, para lo que quedan por hacer una serie de pasos, como son:

     Determinación del tipo de sociedad.

    Definición del órgano de administración.

Respecto del tipo de sociedad hay que elegir, en principio, una que tenga la responsabilidad limitada, por lo que solo la sociedad, y no los socios, responderán de las deudas de la sociedad (cuidado cuando pidamos un préstamo a un banco, pues si  hacen firmar a un socio como avalista, en este caso el socio, si que responderá con su patrimonio del pago del mismo, y esto es muy habitual que lo pidan o incluso exijan). Los tipo de sociedad más utilizadas son las sociedades anónimas, (S.A.) sociedades limitadas (S.L.), sociedades cooperativas (S.C.).

Las SA están pensadas en un principio para empresas de mayor dimensión, pues el capital social mínimo es de 60.000 €, y las obligaciones formales de funcionamiento son algo más complejas.

Una SL tiene un capital mínimo de 3.000 €, por lo que parece un poco más orientada a empresa de menor dimensión. Pero no hay ningún tipo de límites en cuanto al tamaño máximo que pueden tener, y existen muchas SL de tamaño muy importante.

En cuando a las SC están pensadas para que los trabajadores (en algunos casos también los clientes) sean socios de la propia empresa, tienen una serie de requisitos especiales para poder ser una cooperativa, y en algunos casos pueden tener tratamiento fiscal más favorable.

 

El órgano de administración es el máximo órgano de administración de una sociedad, es nombrado lógicamente, por los accionistas de la misma, pero tienen potestad para administrar libremente la sociedad, existen diversas formas de configurar el órgano de administración.

  •       Administrador único: es decir una única persona
  •       Administradores mancomunados: Varias personas que tienen que tomar decisiones conjuntamente y por unanimidad. Esto solo es operativo si son pocas personas. Se utiliza esta formula, cuando no hay demasiada confianza entre los administradores.
  •      Administradores solidarios: supone confianza total entre los administradores, pues cualquiera de ellos puede tomar decisiones individualmente que obligan a la sociedad como si todos estuvieran de acuerdo
  •     Consejo de Administración: son varias personas y sus decisiones se aprueban por mayoría. Es por tanto una situación intermedia a los administradores solidarios y mancomunados. Es propio de empresa de una mayor dimensión, en empresas de tamaño grande se suele nombrar un presidente, en algunos casos con poder superior al resto de miembros, un consejero delegado (al que se le otorgan poderes ejecutivos), un secretario, que puede incluso no ser consejero, y todos los consejeros que se decida por la junta general de accionistas.

Simplemente añadir que los miembros del órgano de administración, cualquiera que sea la forma, si que son responsables de la buena gestión de la sociedad, por lo que en muchos casos se contratan seguros de responsabilidad civil de los administradores. Esto no quiere decir que respondan de las deudas de la sociedad, pero si que puede ser responsables de los daños que esta pueda causar o de las deudas en casos de negligencia en la administración, y por supuesto en los casos de mala fe, por parte de los administradores.

Ignacio Pedrosa

Mi Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>