Nuevo sistema para la gestión del IVA de la AEAT

Nuevo sistema para la gestión del IVA de la AEAT

Hoy os traemos una noticia que, seguramente, a más de uno de nuestros lectores le va a ser de especial interés.

La AEAT ha desarrollado un nuevo sistema para la gestión del IVA con la supuesta intención de hacernos la vida un poco más fácil a todos.

Con este sistema, al que han llamado “Suministro Inmediato de Información” (SII), aquellos colectivos para los que será obligatorio su uso y que lo componen las grandes empresas, los grupos de IVA y aquellos inscritos en el régimen de devolución mensual (REDEME), podrán olvidarse de tener que presentar los modelos 340, 347 y 390.

Hablando de una manera resumida, se basa en un suministro de información, en un tiempo máximo de 4 días hábiles, a través de la página web de la Agencia Tributaria, por parte del contribuyente, de cada factura que estos realicen, así  como de las facturas recibidas. Es decir, nos tendrán controlados, prácticamente en tiempo real.

Esta forma en la que la AEAT pretende modernizar el sistema de gestión del IVA no será obligatoria hasta el uno de enero de 2017 pues conlleva una serie de reformas tanto en los sistemas informáticos de la propia Agencia Tributaria como de un periodo de adaptación para los contribuyentes, además, por supuesto, de los cambios normativos.

Además, con la implantación del SII, queda eliminada la realización de asientos resúmenes y, por otro lado, aumentan el control en el denominado “software de doble uso” que son aquellos programas que se encargan de ocultar una parte de los ingresos que ha tenido realmente una empresa.

Entre las ventajas que este nuevo sistema de la AEAT les ofrece a los contribuyentes, podemos destacar:

Por un lado, el contribuyente tendrá a su disposición un libro de registro con los datos declarados y, por otro lado, un libro de registro con los datos contrastados que proceden de terceros o de la base de datos de la AEAT. Con esto se reducen los errores y se aporta una mayor seguridad jurídica a la hora de elaborar la declaración.

En el caso de estar obligado a proceder mediante este nuevo sistema, se aumenta en diez días el plazo de las autoliquidaciones.

Por último, y esto solo se cumplirá en el caso de que tanto el cliente como el proveedor pertenezcan al grupo de contribuyentes obligados a acogerse a este sistema, la comprobación se realizara de una forma más rápida, lo que agilizará las consiguientes devoluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>