Inspección sorpresa de Hacienda: qué debes hacer

Inspección sorpresa de Hacienda: qué debes hacer

Uno de los grandes temores de todo autónomo son las inspecciones sorpresa de Hacienda y no, este temor no tiene nada que ver con estar llevando de forma irregular nuestros deberes con la administración, es algo más psicológico ligado al cómo actuar en el caso de que este acontecimiento se produjera.

Hoy en Mi Economista queremos dar unas pautas a nuestros autónomos si se ven en la situación de una inspección sorpresa de Hacienda.

¿Por qué se produce la inspección sorpresa?

La primera pregunta que le viene a todo autónomo cuando se encuentra con una inspección sorpresa de Hacienda es: ¿por qué a mí?. Tras esta pregunta, seguramente, venga una propia contestación en la que el autónomo suele achacar la inspección a una denuncia previa.

La realidad es que no tiene por qué existir tal denuncia, Hacienda realiza este tipo de inspecciones sorpresa de forma rutinaria y, en muchos casos, arbitraria, su misión es la de detectar posibles irregularidades.

¿Me pueden hacer una inspección si trabajo desde casa?

Desarrolles tu actividad en un local o centro de negocio o la realices directamente en tu propio domicilio, cualquier autónomo está expuesto a una inspección de Hacienda, la diferencia estriba en la posibilidad de negar la entrada al inspector o inspectores sin que ello te lleve a una sanción por parte de Hacienda.

Si tu centro de trabajo es una oficina, puedes negar la entrada al inspector de Hacienda en cuestión, pero sólo servirá para retrasar el momento pues volverá una segunda vez, esta vez sí, con una autorización por parte del delegado especial. Si trabajas desde tu propio hogar, entonces solo podrán entrar en tu domicilio con la oportuna autorización judicial.

Nuestro consejo es que, si has llevado al día todas tus gestiones y obligaciones, no entorpezcas el trámite y muéstrate colaborador.

¿Qué documentos me pedirán en una inspección de Hacienda?

De todos modos, ten en cuenta que las visitas de la Agencia tributaria son relativamente poco frecuentes, lo normal es que te manden un requerimiento, en el que si te que solicitarán información diversa. Lo primero que te pedirán son los libros registro de facturas emitidas. Una vez recibidos, en un segundo requerimiento, suelen pedir, copia de todas de algunas de las facturas, y normalmente también suelen pedir albaranes y justificantes de los pagos, o cualquier otro documento que acredite la realidad de las operaciones.

Nuestro consejo ante una inspección sorpresa de Hacienda

Mantén la calma, nadie mejor que tú conoce los entresijos de tu negocio y, si has llevado a cabo todas tus obligaciones fiscales y tributarias correctamente, no tienes nada de qué preocuparte, al contrario, muéstrate participativo y colaborador para que el trámite se pueda llevar a cabo lo antes posible y esto no te cause mayor trastorno ni pérdida de tiempo.

Por último, te recordamos que, si tras la inspección sorpresa de Hacienda recibes cualquier tipo de citación o requerimiento, es obligatoria su contestación pues no hacerlo te puede llevar a sanciones de gran envergadura.

Nuestro programa ContaAuto es una herramienta fundamental que te permitirá tener ordenada y organizada toda la información que te puede solicitar la Agencia Tributaría, y si además contratas nuestro servicio SALCA tendrás la ayuda de un economista experto para contestar adecuadamente a los requerimientos de la AEAT y evitar posibles sanciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>