Formas de pago en Internet

Formas de pago en Internet

Hoy día, Internet nos ha cambiado nuestra forma de percibir el mundo, ha introducido nuevos conceptos y modificado otros tantos que ya existían.

El mundo de las empresas y el mercado, en general, no iba a ser menos en esto de la reinvención a través de Internet, surgiendo así una nueva forma de vender tanto productos como servicios a través de la red de redes.

Tiempo atrás en Mi Economista, hacíamos referencia a las diferentes formas de pago que podíamos ofrecer a nuestros clientes y las ventajas y desventajas de cada una de ellas. Hoy queremos centrarnos en las actuales formas de pago a través de Internet, ya sea para una tienda online o para la web donde ofertamos servicios.

Antes de comenzar, debemos añadir que la forma de pago a través de Transferencia Bancaria es común tanto para su uso en, por ejemplo, una tienda online que como método habitual de pago fuera de Internet.

Empezaremos con la más básica, el pago contra rembolso. Esta forma de pago es una de las más escogidas, sobre todo, debido a la sensación de seguridad que genera a nuestros clientes que no tendrán que pagar hasta que no tengan el producto entre sus manos. La única desventaja asociada a esta forma de pago en cuanto al consumidor, es el hecho de que se incrementa entre un 3% y un 5% el coste final por gastos de gestión.

Por otro lado, nos encontramos con la más rápida y la más sencilla para ambas partes, el TPV virtual o, en un lenguaje más común, el pago con tarjeta. Esta forma de pago, sin embargo, nos conllevará una serie de gastos asociados como proveedores.

El primero de ellos es el pago por ese TPV virtual a nuestro banco de manera mensual, tanto si se han realizado compras como si no, se podría decir que es como un pago por el alquiler del sistema que gestiona los pagos con tarjeta.

Otro de los gastos también tiene que ver con nuestro banco y es que, dependiendo de este, por cada compra realizada a través del TPV virtual, el banco se quedará con un tanto por ciento de la venta.

El último gasto hace referencia al sistema de seguridad de nuestra tienda online y la implantación del TPV en la misma por parte de un profesional cualificado.

Otra forma de pago que, además, está siendo cada vez más utilizada, por ser una de las formas de pago más seguras, es PayPal.

PayPal es una plataforma virtual en la que no es necesario el número de cuenta para realizar un pago, sencillamente con una dirección de correo, previamente registrada, y una contraseña se procede a los pagos y, de igual forma, es recibida en nuestra cuenta de PayPal como proveedor.

Además, si nuestro cliente no tiene cuenta de PayPal y en nuestra web no tenemos pago con tarjeta, a través de PayPal podrá pagar con tarjeta y el dinero será ingresado en nuestra cuenta de PayPal.

Como en el caso del TPV Virtual, PayPal nos descontará un tanto por ciento por cada compra aunque no tendrá una cuota mensual.

A estas formas de pago, por supuesto, se les añade cada día nuevas formas de pago pues, como sabemos, el mundo de Internet es, cada día, más amplio, pudiendo encontrar así otras formas de pago menos utilizadas como Google Checkout, Monebookers o Bitcoins, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>