Contratar a un familiar, el autónomo colaborador

Contratar a un familiar, el autónomo colaborador

La posibilidad de contratar a un familiar por parte de un autónomo es una de las cuestiones que más se plantea últimamente.

Hoy en Mi Economista queremos contaros los requisitos, las obligaciones y el proceso a seguir para que un autónomo pueda contratar a un familiar como autónomo colaborador.

Para empezar, resolvemos la duda principal “¿Quiénes son los autónomos colaboradores?”.  De manera resumida podemos decir que un autónomo colaborador es aquel familiar directo (hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad) del autónomo principal que, además de trabajar para él, convive con él. En estos casos no puede ser contratado como un trabajador normal, es decir, no pueden estar dados de alta por cuenta ajena en el régimen general de la seguridad social.

Contratar a un familiar y que este sea un autónomo colaborador lleva consigo una serie de ventajas para este último.

La primera de ellas y más destacable es que el autónomo colaborador, al no estar reflejado como obligado tributario en Hacienda, queda exento de presentar declaraciones ni impuestos trimestrales de IVA e IRPF, sólo presentará la declaración anual del IRPF como todo hijo de vecino.

La otra ventaja se cumplirá solo si este autónomo colaborador cursa una nueva alta, con lo cual recibirá una bonificación del 50% de la cuota de autónomos durante los 18 primeros meses.

El procedimiento para darse de alta como autónomo colaborador o, lo que es lo mismo, contratar a un familiar es algo más sencillo que el proceso del autónomo titular pues no es necesario darse de alta en Hacienda.

Sencillamente hay que darse de alta en la Seguridad Social presentando el modelo TA0521/2 que corresponde a la solicitud de alta en el régimen especial de autónomos como familiar colaborador del titular de la explotación, aportando también el libro de familia, el DNI y la copia del alta en Hacienda del autónomo titular.

Por supuesto, contratar a un familiar lleva consigo una serie de obligaciones para el autónomo como es el pagar las cotizaciones a la Seguridad Social de nuestro familiar, pagar su salario y hacerle entrega de la nómina correspondiente y contabilizar estas partidas como gastos deducibles para el negocio.

Como excepción a esta regla, hay que tener en cuenta una situación especial para contratar a un familiar cuando este es un hijo menor de 30 años. En este caso se ofrece la posibilidad de contratar a nuestro hijo como autónomo colaborador o mediante contratación en el régimen general aunque se dé el caso de que estos convivan con el autónomo titular, y beneficiarnos en este caso de la tarifa plana de seguridad social por contratación de trabajadores indefinidos. Es decir, pagar 100€ al mes por contingencias comunes en un contrato a tiempo completo.

One thought on “Contratar a un familiar, el autónomo colaborador

  1. Pingback: ¿Qué tipos de autónomos existen?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>