Cómo evitar una inspección de Hacienda

Cómo evitar una inspección de Hacienda

El número de autónomos crece día a día en nuestro país y esto hace que, a nivel burocrático, los sistemas cambien para poder gestionar con mayor eficacia tal número de personas.

Es por esto que si los funcionarios de Hacienda tuvieran que revisar “al dedillo” las declaraciones de todos los autónomos dados de alta actualmente en España con los medios que actualmente se tienen, sería prácticamente inviable, por lo tanto, por regla general, las inspecciones de Hacienda se llevan a cabo cuando se detecta ciertas irregularidades de una forma muy llamativa.

Hoy, en Mi Economista, queremos contarte cuales son estas irregularidades que pueden hacer saltar las alarmas y que puedas así evitar una inspección de Hacienda.

El primer método para evitar una inspección de Hacienda o, al menos, en el caso de que tu nombre caiga en esa lista de inspecciones de forma aleatoria, evites tener que enfrentarte a duras sanciones, no es otra que la que dicta el sentido común, mantén tu negocio libre de irregularidades o actos que estén fuera de lo que dicta la ley, es el mejor consejo que desde Mi Economista podemos lanzarte para que tanto tu tranquilidad como tu negocio se mantengan imperturbables.

Algo que puede llamar mucho la atención en una declaración y que puede ser el detonante de una inspección de Hacienda es que solicites una devolución tanto de IVA como de IRPF y, de la misma forma, cuanto mayor sea la cantidad que solicitas, mayores las probabilidades de que esto ocurra. Repasa bien tus cuentas y asegúrate que no estás solicitando esta devolución por error.

Unido a lo anterior existe otra posibilidad de que Hacienda ponga la vista en tu negocio y que, además, es lógico que así sea. Si declaras unos gastos mayores que los ingresos que percibes durante un largo periodo de tiempo, estás haciendo que Hacienda pueda entender que estás percibiendo ingresos que no declaras pues un negocio no puede aguantar mucho tiempo dando pérdidas aunque sí de forma puntual.

Otra de las alarmas para Hacienda es que tengas un exceso en los gastos deducibles. El tema de los gastos que son deducibles y los que no es algo que, finalmente, acaba tratándose de una forma muy subjetiva pero nuestro consejo es que si dudas entre si un gasto es deducible o no, además de consultar a tu gestor, tiende a tomarlo como un gasto no deducible y curarte en salud, sobre todo, si el importe de este es elevado.

Por último, revisa siempre bien todos tus datos antes de entregar cualquier tipo de declaración a Hacienda y, especialmente, observa bien que los modelos trimestrales y anuales cuadren a la perfección pues es algo que Hacienda también tendrá en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>