Cómo calcular el precio de mis servicios

Cómo calcular el precio de mis servicios

Todo trabajador autónomo o emprendedor, sobre todo cuando comienzan su actividad, les surge un interrogante como denominador común: “¿Qué precio ponerle a mis servicios?”.

Cómo calcular el precio de tus servicios es algo a lo que todo autónomo se debe enfrentar y, además, al no existir una fórmula matemática ni ser una ciencia exacta con la que calcular el precio exacto, en muchos casos, esto se vuelve un auténtico quebradero de cabeza.

Hoy, en Mi Economista, queremos darte unas pequeñas pautas para que calcular el precio de tus servicios sea una tarea un poco más sencilla.

En primer lugar, tienes que tener muy presente una norma básica y, aunque puede parecer de sentido común, en muchas ocasiones se nos puede escapar, para calcular el precio de tu servicio, además de lo que quieres ganar, tienes que tener en cuenta y sumar todo el coste que te va a suponer desarrollar el servicio, además de una reserva para posibles imprevistos de última hora.

Por otro lado y aunque la inercia nos lleve a hacer lo contrario, es preferible hacer un único proyecto de grandes dimensiones y gran calidad y, por tanto, de coste elevado que, a su vez, haga que tu cliente obtenga beneficios en la operación que realizar muchos servicios de bajo presupuesto con la errónea idea de acaparar más.

Los precios fijos son un mal aliado en muchos casos, intenta evitarlo en la medida de lo posible y establece los precios en función del trabajo en cuestión dejando siempre constancia de que pueda haber, en el mismo servicio, trabajos extra cuando el alcance total del servicio no se pueda prever desde un principio.

La información es una de las cosas más importantes con la que debes contar y, aunque no te sirva como patrón estricto de tus precios, conviene mantenerse informado de los precios que maneja la competencia y actuar en conveniencia.

Además, algo que te servirá de mucha ayuda a largo plazo para calcular el precio de tus servicios es llevar un registro de las horas que inviertes en cada proyecto, la experiencia es un grado y cuando te enfrentes a proyectos similares, tu registro de horas te será de mucha utilidad.

Por último, cuando finalmente hayas conseguido establecer el precio de tus servicios, no olvides que estos no pueden mantenerse infinitamente establecidos, debes actualizarlos con frecuencia si no quieres quedarte atrás con respecto a tu competencia. Además, si lo piensas desde otro punto de vista, como en cualquier trabajo por cuenta ajena, cobras según tu grado de experiencia y tus conocimientos, si tu negocio avanza en el tiempo, estos últimos aumentan y, por tanto, su precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>